historia.jpg

ÁLVAR NÚÑEZ CABEZA DE VACA

ÁLVAR NÚÑEZ  CABEZA DE VACA (1490 - 1560)

Álvar Núñez Cabeza de Vaca (o Álvaro)  fue un explorador español, nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) hacia 1490. De familia noble, era hijo de un conquistador de Gran Canaria, muy pequeño quedo huérfano de padre y madre. Su primera aventura en las Indias transcurrió en el sur de lo que hoy son los Estados Unidos y el norte de México: alistado en la expedición de Pánfilo de Narváez a la Florida (1527) fue uno de los cuatro únicos supervivientes que, durante ocho años, vivieron entre los indios como comerciantes y curanderos.

En 1527 fue nombrado tesorero de una expedición que tenía por finalidad la búsqueda de oro, integrada por 300 hombres y capitaneada por Pánfilo de Narváez. Dicha expedición llegó a la bahía de Tampa hacia abril de 1528, desde donde inició el recorrido por tierra hasta la bahía de Apalachee, en un intento de llegar a México.

Durante los dos años siguientes murieron más de la mitad de los hombres y Cabeza de Vaca se convirtió en el cabecilla de la expedición. Con el pequeño grupo de supervivientes llegó a una isla, probablemente la de Galveston, a la altura de la actual Texas, donde fueron capturados por los indígenas.

Después de varios años de cautiverio, a principios de1535, Núñez Cabeza de Vaca logró escapar junto con sus compañeros Alonso del Castillo Maldonado, Andrés Dorantes de Carranza y Estebanico, quien fue el primer hombre nacido en África en pisar territorio de los Estados Unidos, y aunque se le describe como negro en realidad era bereber y moro.

Por temor a los indios de la costa y creyendo que en esos territorios del norte encontrarían oro, remontaron el río Grande o Bravo, en vez de dirigirse al asentamiento español de Pánuco. Durante el viaje hacia el noroeste de México, ejercieron de curanderos mediante la imposición de manos y el rezo de Avemarías y Padrenuestros.

Cuando Cabeza de Vaca extrajo con éxito la punta de una flecha que un indio tenía clavada cerca del corazón, la fama de curanderos y gentes que hacían el bien entre las tribus indígenas ya no les abandonó. Se ganaron la voluntad de los nativos e hicieron varias exploraciones en busca de una ruta para regresar a la Nueva España por lo que hoy es el suroeste de Estados Unidos y norte de México.

Tras deambular durante largo tiempo por la extensa zona que hoy es la frontera entre México y Estados Unidos llegaron a la zona del Río Bravo o Grande, siguiendo el curso del río encontraron tribus dedicadas a la caza del bisonte con las que convivieron.

Finalmente a orillas del Río Petatlán (hoy llamado Río Sinaloa) restablecieron el contacto con un equipo de exploradores españoles en el año 1536 a pocas leguas de Culiacán, asentamiento español.

En 1537, Núñez Cabeza de Vaca regresó a España, y como recompensa fue nombrado gobernador del Virreinato del Río de la Plata, en el extremo meridional de Sudamérica.

Para hacerla efectiva Cabeza de Vaca inició en el año de 1540 su segundo viaje, que le llevó al sur del continente americano. Descubrió las cataratas de Iguazú, exploró el curso del río Paraguay y sometió a algunas tribus indígenas. Pero pronto entró en conflicto con los colonos españoles establecidos con anterioridad que, encabezados por Irala, rechazaban la autoridad del gobernador y sus proyectos de organizar la colonización del territorio olvidándose de perseguir los quiméricos tesoros de los que hablaban las leyendas indígenas.

Entre 1541 y 1542 estuvo al frente de una expedición que recorrió 1.600 km, a través del sur de lo que es hoy Brasil, hasta Asunción. En esta expedición descubrió las Cataratas del Iguazú.

En 1544 volvió a España bajo arresto por oponerse al uso de tanta barbarie hacia los indios, allí lo desterraron y enviaron al África, hasta 1556 en que obtuvo el perdón por parte de Felipe II, quien lo nombró presidente del tribunal supremo de Sevilla. Tomó los hábitos y se radicó en un monasterio sevillano.

Escribió relatos y narraciones sobre sus expediciones en su obra Naufragios de Álvar Núñez Cabeza de Vaca, Adelantado Gobernador del Río de la Plata. Su relato de la expedición de Narváez y sus narraciones sobre la ciudad de Zuñi y sus pobladores, una de las legendarias Siete Ciudades de Cibola, sirvió de aliciente para otras expediciones al continente americano, en especial las de los exploradores Hernando de Soto y Francisco Vázquez de Coronado.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca falleció en Sevilla hacia el año de 1560.

Fuente: Wikipedia. Núñez Cabeza de Vaca, Álvar. Naufragios y Comentarios. Madrid: Espasa-Calpe, 2005.; Naufragios y Comentarios. Col. Crónicas de América. Madrid: Dastin, 2000.; Naufrágios e Comentários. Porto Alegre: L&PM, 1999. (en portugués).; Naufragios, La Habana , Instituto del Libro, 1970. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia