turismo.jpg

Chihuahua en Imagenes

FPSS slide image

Ciudad Juárez

La Catedral dedicada a la Virgen de Guadalupe anexa a ...

Más...
FPSS slide image

Plan de Viaje

El Chepe recorre 650 kilómetros atravesando las Barrancas del Cobre, ...

Más...
FPSS slide image

Región Barrancas del Cobre

La Cascada de Basaseachi es un salto de agua con ...

Más...
FPSS slide image

Parral Ruta de Villa

El Museo Francisco Villa ocupa el edificio desde ...

Más...
FPSS slide image

Casas Grandes-Madera

Zonas arqueológicas como Paquimé y las 40 Casas

Más...
FPSS slide image

Perlas del Conchos

Ojo de Talamantes, creado por la naturaleza hace ...

Más...
FPSS slide image

Desierto Chihuahuense

Muy cerca del poblado de Coyame, a solo 2 ...

Más...
FPSS slide image

Chihuahua Capital

Museo Casa Chihuahua frente a las Fuentes Danzarinas y al ...

Más...
DECLARAN AL CERRO DEL MOHINORA, EN EL ESTADO DE CHIHUAHUA, ÁREA NATURAL PROTEGIDA

UNO DE LOS ECOSISTEMAS DE BOSQUE MÁS RICOS DEL ESTADO DE CHIHUAHUA, UBICADO EN EL MUNICIPIO DE GUADALUPE Y CALVO

La cumbre más alta en el estado de Chihuahua, el Cerro de Mohinora, ubicada en el municipio de Guadalupe y Calvo, fue declarada área natural protegida con el carácter de Área de Protección de Flora y Fauna, con una superficie de 9 mil 125.252 hectáreas.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas giró el oficio número 242/2014 fechado el 3 de junio donde hace constar que el proceso para la declaración inició desde el 2005, cuando se pública en el Diario Oficial de la Federación el aviso donde se informa que se pretende declarar como área natural protegida.

El Cerro de Mohinora tiene una altitud de 3 mil 307 metros sobre el nivel del mar, lo que lo hace ser el cerro más alto en el estado de Chihuahua y de toda la Sierra Madre Occidental; cuenta con una gran variedad de paisajes naturales y juega un papel ecológico importante, ya que es la región del estado que capta más precipitación pluvial, siendo parte importante de la región hidrológica 010 "Sinaloa" y proveedor de agua potable que se consume en el poblado de Guadalupe y Calvo.

Un área natural única:

El Cerro del Mohinora y su área de influencia representan uno de los ecosistemas de bosque más ricos en Chihuahua, pues cuenta con bosques de coníferas sin perturbación, como los bosques de Abies picea, Abies pseuditsuga, Pinus quercus, Quercus pinus, además se desarrollan una gran variedad de plantas y animales, algunos de ellos endémicos, de acuerdo a las investigaciones de la Universidad Autónoma de Chihuahua, suman alrededor de 500 taxa.

En cuanto al desarrollo geológico se asienta que las rocas presentan una formación de origen del periodo terciario de la era cenozoica, lo que significa que tienen un tiempo aproximado de origen de 54 millones de años. Hay toba, que es una roca ígnea extrusiva formada de material volcánico suelto, consolidada de diferentes tamaños y composición mineralógica como es ceniza volcánica, arenas, lepilli y bombas por mencionar algunas.

Las rocas extrusivas por su formación cuando el magma logra llegar a la superficie de la corteza terrestre es arrojado a través de erupciones y derrames volcánicos; al enfriarse y solidificarse la lava da origen a las llamadas rocas ígneas extrusivas.

Los suelos también son considerados únicos. El Cerro del Mohinora representa una región hidrológica importante denominada "Sinaloa"; una cuenca hidrológica "Río Sinaloa" y una subcuenca donde la totalidad de las aguas captadas en el área de influencia son conducidas por 7 arroyos permanentes y otros de carácter estacionar que abarcan las subcuencas Río Mohinora y Basonopa.

Biodiversidad: flora y fauna

La biodiversidad de la región de influencia del Cerro del Mohinora refleja la evolución biológica, geológica y natural, por lo que existen elementos naturales que en los últimos tiempos han sido parte de los ecosistemas boscosos de la sierra tarahumara.

El tipo de vegetación presente en el Mohinora es clasificado como bosque aciculifolio. La riqueza vegetal del área de protección de flora y fauna está representada por 290 especies de plantas vasculares, donde se consideran hierbas, arbustos y árboles entre los que destacan táscate, madroño, encino, fresno. Pino, pinabete, alamillo; entre los arbustos destacan la trepadora, escobilla, jarilla, pitaya que es endémica, madreselva, manzanilla, encino enano.

Cabe señalar que en el Mohinora existe un cactus llamado "viejitos" Mammilaria senilis, es una especie endémica y está considerada como amenazada de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT-2001.

En cuanto a las hierbas, se puede mencionar el cilantrillo, chuchupate, hierba del sapo, hierba de la víbora, matarique, cardo, mirasol, dalia, lechuguilla, hierba del aire, anís, yerbanís, diente de león, zaralillo, oreja de ratón, hierba del zorrillo, siempre viva, zacate de toche, cacomite, junco, poleo, chicharito, pipa de indio entre otras.

Los animales silvestres presentes en el cerro del Mohinora son muy variados y acordes a la amplia variedad de paisajes con que cuenta esta localidad, en total se reportan 184 vertebrados silvestres, donde se incluyen mamíferos, aves, anfibios y reptiles y peces.

Entre los mamíferos destacan el murciélago sin cola, orejón, copetón, café, canoso y mexicano orejón; así como armadillo, conejo del monte, liebre cola negra, comadreja y la lista es vasta.

Algunos endémicos son la ardilla terrestre-chalote-chikaka, ardilla gris-ardilla arbórea-chimorí, perico de corona lila, trogón orejón-chicharo-koa, salamandra tarahumara, rana ladradora tarahumara, esquinco-salamanqués y trucha dorada mexicana-sardinita pinta-aparique.

El colosal Mohinora

Algunos de los aspectos que se tomaron en cuenta para la declaración de un Área de Protección de Flora y Fauna es que el Mohinora cuenta con un alto nivel de integridad ecológica de sus ecosistemas (bosque natural), compuestos en su mayoría por bosques de coníferas en muy buen estado de conservación; es un área representativa de la Sierra Madre Occidental con ecosistemas frágiles, no alterados.

Asimismo se tienen definidas especies con alguna categoría de amenaza o en estatus, de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT-2001, siendo 3 plantas y 44 animales silvestres.

Sin dejar de mencionar que se reconocen 9 especies endémicas.

Juega un papel importante en la captación de humedad y recarga de acuíferos, siendo el principal proveedor de agua para el poblado de Guadalupe y Calvo.

Su riqueza biológica supera a muchos otros lugares análogos a nivel internacional como lo son Almanzor en la Sierra de Gredos, España, el Monte Botev en los Balcanes, el Antofalla en los Andes y el Monte Whitney, en la Sierra de Nevada en los Estados Unidos.

La relación hombre-naturaleza en esta región es profunda y muy estrecha, aquí, han convivido en los últimos siglos 3 grupos importantes; los tepehuanes (ódami) y los rarámuri (tarahumaras) y es a inicios del siglo XVIII que los primeros blancos llegan a Guadalupe y Calvo.

Los grupos tepehuán y rarámuri son los que por su tradición histórica han dependido más ampliamente de los recursos naturales, aunque los mestizos también aprovechan las plantas y animales de la región.

Los principales usos son para la alimentación, ya que algunas plantas silvestres como los quelites, el frijol criollo o tecómare, la papa silvestre y la pata de cuervo son muy codiciadas.

Los animales silvestres han sido utilizados en el pasado por los nativos y en la actualidad lo hacen esporádicamente para sus fiestas y creencias, al igual que el mestizo son el conejo, la ardilla o chimorí, la liebre, la trucha dorada nativa, el matalote, el mapache, la paloma o makawi, el ardillón o chipawique, el guajolote y venado de cola blanca o chomarí.

Los hongos comestibles en época de lluvia son consumidos por los habitantes locales, como el hongo amarillo o morochique, el hongo café o sojachi, hongo llanero y el hongo trompa de cochi.

En cuanto a las plantas medicinales se puede mencionar el chuchupate, el matarike, yerbanís, yerba del zorrillo, kachana, bavisa, y muérdago.

Muchos de los habitantes radican en zonas apartadas e inclusivas en poblados grandes, por lo que hacen uso de las maderas de pino para la construcción de viviendas.

Asimismo los recursos naturales también son utilizados para elaborar artesanía. Algunos de los objetos son de uso tradicional o doméstico, por lo que se usa madera, corteza y conos de pino para elaborar artículos decorativos, tambores, marcos, escaleras y figuras. En el pasado se disecaban algunos animales pequeños para venderse como artesanías por ejemplo el mapache y las ardillas.

Conservación de recursos naturales

Esta área natural protegida definitivamente influirá positivamente en los recursos naturales, elevando el potencial natural de las poblaciones vegetales y animales, así también permitirá la preservación de otros recursos asociados al bosque como el suelo, minerales, agua y aire.

La población tendrá la posibilidad de disfrutar los servicios ambientales que brindará el bosque y que se reflejará en bosque con mejor calidad y cantidad de madera, agua de buena calidad y en volúmenes suficientes, buena cobertura de vegetación, suelos productivos y protegidos de la erosión, y también paisajes para su disfrute.

El que haya sido declarado zona protegida se verá reflejado en el potencial económico que representarán estos rubros, pudiéndose aprovechar sustentablemente algunos de ellos como el forestal, agrícola, pecuario, minero, industrial, comercial y el de turismo de bajo impacto con buenas oportunidades, por su efecto en la prestación de servicios y comercio, todo esto con el beneficio de conservar los recursos naturales.

Fuente: Articulo autoría de Venessa Rivas Medina. El Heraldo de Chihuahua | 14 de junio de 2014. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia