historia.jpg

LA LEYENDA SOBRE LA MUTILACIÓN DE LA LENGUA DE BELISARIO DOMÍNGUEZ

Cada 25 de abril se conmemora un aniversario más del natalicio del Dr. Belisario Domínguez Palencia, “Benemérito de la Patria”; quién fue asesinado por órdenes del Gral. Victoriano Huerta el 7 de octubre de 1913.

Nacido en la ciudad de Comitán, Chiapas, el 25 de abril de 1863. Hizo sus primeros estudios en su ciudad natal, y la preparatoria y la carrera de medicina en París, Francia. Se tituló el 17 de julio de 1889 en la Universidad de La Sorbona. Se casó el 1 de noviembre de 1890 con su prima Delina Zebadúa Palencia, con quién tuvo cuatro hijos. Desgraciadamente, su esposa muere en febrero de 1903 en la ciudad de México, donde había ido, buscando su curación. Permanece en México hasta el 20 de noviembre de 1905, cuando regresa a Comitán. Se establece ahí, pone su consultorio, y posteriormente abre una botica, el 1 de febrero de 1906, llamada “La Fraternidad”.

BELISARIO DOMÍNGUEZ, PERIODISTA.

Estando en México, en el mes de abril de 1903, publicó desde su casa de Tacubaya, el ensayo “Chiapas”, donde denunciaba la situación desastrosa del Estado, hizo que circulara impreso en hojas sueltas, pidiendo en él la intervención inmediata de todos los habitantes del Estado,…de las autoridades nacionales y apoyo de la prensa del país para hacer cesar el estado vergonzoso en que se debatía el Estado.

Sin embargo, las palabras del Dr. Belisario Domínguez cayeron en el vacío. Y por eso, el 15 de junio de 1903, publicó una segunda hoja impresa que también hizo circular con profusión, dirigida a los periodistas de la ciudad de México, a los que reclama su falta de apoyo para dar a conocer al pueblo de México y de Chiapas lo que sucedía en este Estado. Y ante la falta de interés de ellos, decide fundar un periódico de corto alcance, el 23 de febrero de 1904, titulado “El Vate”. Esta publicación no tuvo larga vida, únicamente su publicaron 4 números.

BELISARIO DOMÍNGUEZ, POLÍTICO.

A los 48 años de edad, Belisario Domínguez se inicia en las actividades políticas. En diciembre de 1910 acepta la postulación para Presidente Municipal de Comitán por el partido Liberal. Debido a su gran popularidad, obtuvo el triunfo, tomando posesión del cargo el día 1 de enero de 1911. Entre sus obras destacan: organizar la Hacienda Municipal, mejorar el agua potable, construye un tanque de almacenamiento, construye caminos vecinales y mejora escuelas.

El 19 de abril de 1912 fue postulado para Senador suplente por el partido liberal, siendo el Senador Propietario, el empresario y benefactor de Tonalá Leopoldo Gout Nivón. El 3 de marzo de 1913 falleció el senador Leopoldo Gout y enseguida fue llamado su suplente, el Dr. Belisario Domínguez, quién asume el cargo el 5 de marzo, donde permanece hasta el 7 de octubre (actuando como Senador 7 meses). Durante su breve actuación como Senador, el Dr. Domínguez conservo su actitud recta, opinando y votando según su leal saber, sin influencia de ninguna naturaleza. Se opuso en varias ocasiones a la aprobación de proyectos o iniciativas de ley que el Ejecutivo enviaba al Senado.

Semanario-Cultural02El 16 de septiembre de 1913 a las 11 de la mañana se presentó Victoriano Huerta a la Cámara de Diputados en estado de ebriedad para dar su informe de actividades, al final, Huerta pide que todos laboren juntos con Él, hasta llegar al sacrificio. Ante esto, el Senador Domínguez escribe su 1er. Discurso, lo lleva a la sesión del 23 de septiembre, y pide hacer uso de la palabra, pero no se le concede, pero él insiste, más se le vuelve a negar; entonces, él se incorpora y entrega su discurso escrito. El Presidente del Senado desaparece el discurso, más el Dr. Belisario Domínguez busca algún impresor que se lo publique, obteniendo negativas de todos. Y es la joven María Hernández Zarco, quién decide imprimir el discurso de Belisario Domínguez.

En la sesión del 29 de septiembre de 1913 quiere leer su segundo discurso, pero de nuevo se le niega el uso de la palabra. Este segundo discurso había sido impreso y fijado en los muros de la capital, además de repartido en todo el país. En este discurso reiteraba las razones para oponerse al gobierno espurio y pedía al Senado que se le comisionara para pedir la renuncia del Gral. Huerta.

ASESINATO DE BELISARIO DOMÍNGUEZ.

Huerta encarga el asesinato de Belisario Domínguez a su inspector de policía, Francisco Chávez y le ordenó: “Sáquenlo del hotel, fusílenlo en Coyoacán”. El inspector solicitó la ayuda al teniente coronel Alberto Quiroz y a Gabriel Huerta; que acompañados de Gilberto Márquez y José Hernández Ramírez, más conocido como “El Matarratas”, se presentan en el cuarto Núm. 16 del Hotel Jardín, para aprehender al Senador, éste sale con ellos, y se encaminan rumbo al Panteón de Coyoacán. Ya ahí, Márquez le disparó al Senador un balazo por detrás de la cabeza; luego, Alberto Quiroz lo remató con dos disparos.

LA LEYENDA DE LA MUTILACION DE LA LENGUA.

Existe la leyenda de que Belisario Domínguez murió por hemorragia lingual, tras la mutilación de su lengua por parte del médico cirujano Aureliano Urrutia Sandoval. Según la conseja popular de aquella época, el Dr. Urrutia metió la lengua en un frasco de formol para enviárselo como trofeo a su compadre Victoriano Huerta. Una versión señala que Urrutia dijo: “Esta lengua que llamó asesino al General Huerta, no volverá a pronunciar palabra alguna”.

Lo que se puede decir es que no hay pruebas de que está acción haya sucedido por varios motivos: primero, porque en las constancias procesales publicadas en la época, no se encuentra cargo alguno hecho al Dr. Urrutia en relación con la muerte del Dr. Domínguez, ni en la primera investigación realizada en 1914, ni en el proceso de 1921, y el certificado de la autopsia del panteón francés publicado en los periódicos, dice que el Dr. Domínguez murió a consecuencia de heridas de proyectil de arma de fuego penetrantes de cráneo; en segundo lugar, porque nunca apareció la lengua, es decir, no hay registro de alguien que haya visto el frasco de formol con la lengua; en tercer lugar, el pariente de Belisario Domínguez, el Dr. José Manuel Puig Casauranc, en el año de 1931 exonera a Aureliano Huerta de la muerte del Senador y expresó lo siguiente: “ me he llegado a convencer de que un tanto por ciento de las acciones y responsabilidades que le achacan a Ud.(Dr. Urrutia), resultaron de la eterna muletilla del usurpador, que a todo decía: “lo hizo Urrutia o pregúnteselo a Urrutia”.(Ramírez Rancaño,2002: 256).

Fuente: Articulo autoría de Sofía Mireles Gavito. Cronista de Tonalá, Chiapas. La Voz del Norte.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia