historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
CRONOLOGÍA DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

 

DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS PERIÓDICOS Y DIARIOS OFICIALES DIFUNDIDOS EN OAXACA (PRIMERA PARTE).

El movimiento revolucionario de 1910 en sus inicios fue una lucha encabezada por Francisco I. Madero, para derrumbar la dictadura de Don Porfirio Díaz Mori, Presidente muy querido por la clase alta y generalmente repudiado por las clases bajas mayoritarias, pues la clase media era casi inexistente por aquellos años. El descontento generalizado del pueblo se fue nutriendo con el autoritarismo, la injusta y creciente pobreza de amplios sectores de la población rural, la aguda desigualdad social, la corrupción, el nepotismo y la creciente antidemocracia que hacía posible que la reelección descarada de la camarilla en el poder, se extendiera a lo largo de varias décadas.

Las circunstancias mencionadas alternaban con la imposición de políticas de apertura a la inversión extranjera mediante la cual pudo generarse un progreso económico-tecnológico relativo fincado en buena medida, en la creación de una infraestructura de comunicaciones, en la que destaco la construcción de una importante red ferroviaria, que enlazaba a las regiones de mayor potencial productivo del país, además del auge económico de algunas haciendas y el fortalecimiento del sector comercial en los centros urbanos, fundamentalmente. Estas condiciones que persistieron al interior del régimen porfirista, fueron el caldo de cultivo para desencadenar el proceso social iniciado el 20 de noviembre de 1910, mundialmente conocido como: La Revolución Mexicana.

Como cada año se acerca la conmemoración de un aniversario más de este importante movimiento que costó la vida a más de un millón de mexicanos, quienes participaron en las acciones de esta gesta heroica que tuvo lugar en casi todas las regiones del territorio nacional. Por ello y como un homenaje ferviente a todos esos luchadores, muchos de ellos anónimos, que ofrendaron su sangre por la democracia y la libertad de nuestro país, queremos dedicar estas dos entregas que han sido entresacadas de los fondos documentales que sobre esta temática, resguarda el Archivo General del Estado, en las cuales se presentan -en esta primera colaboración- algunos fragmentos que describen la forma en que la oficialidad de esos tiempos, informaba a la población sobre la situación persistente en la República, tratando a toda costa de restarles importancia y gravedad, expresando a través de los medios masivos de comunicación, una versión deformada de los hechos y calificando a los líderes revolucionarios como: “insignificantes sediciosos que solo trataban de alterar la paz y tranquilidad del pueblo mexicano”.

Para la segunda entrega sobre este tema, que habremos de presentar a nuestros lectores en la siguiente semana, hemos seleccionado interesantes testimonios que reportan importantes acciones que se dieron a lo largo del proceso revolucionario, tal y como se presentaron en la realidad en el contexto del Estado de Oaxaca.

Generalmente en los Diarios y Periódicos Oficiales de la Federación y del Estado, solo se publicaban Decretos del Congreso e informes varios de las distintas Secretarías Gubernamentales, sin embargo la situación del país a partir del inicio de este importante movimiento, comenzó a tornarse tan caótica y amenazante para los poderosos que el Gobierno Porfirista se vio en la necesidad de ocupar dichas publicaciones para difundir comunicados -al principio escuetos y después sumamente extensos- en los cuales el gobierno pretendía desprestigiar la causa revolucionaria, tratando de desorientar a la población nacional, toda vez que ésta ya veía con simpatía los objetivos de la misma. Se buscaba con inserciones claramente falseadas, confundir a los habitantes de Oaxaca para evitar que se convirtieran en seguidores de la revolución armada; por ello se difundían numerosas informaciones sobre las acciones militares, favoreciendo a las tropas federales y restándole importancia a los logros alcanzados por los caudillos revolucionarios que hacían sucumbir a la sanguinaria dictadura porfirista.

La verdadera situación en el país: “A fin de continuar demostrando que los motines que últimamente se registraron en algunos puntos, no alteraron sensiblemente el orden y la paz que ha mucho tiempo reinan en la nación y que es normal la situación que guarda el país”. Periódico Oficial. Lunes 28 de noviembre de 1910.

“PROTESTA DEL AYUNTAMIENTO DE TLACOLULA (Oaxaca) CONTRA LOS ÚLTIMOS MOVIMIENTOS SEDICIOSOS.

 Ciudadano, Secretario de gobernación: D. Ramón Corral. México.

Dígnese usted hacer presente al señor Presidente de la República la más enérgica protesta que el Ayuntamiento de esta ciudad por sí y en representación de su vecindario hace contra disturbios pasados, promovidos por individuos que posponiendo patriotismo y con deseos de medro personal tratan de ofuscar pueblo y destruir la ímproba labor del señor General Díaz a quien debemos la paz y la prosperidad públicas y cuyo recto Gobierno sostendremos aún a costa de nuestras vidas. La actitud enérgica y estrictamente legal que ha asumido nuestro Presidente en desordenes pasados, robustecen y justifican más la absoluta confianza que el pueblo mexicano deposita en su sabio mandatario.

He dado cuenta al presidente de la república con el mensaje del honorable ayuntamiento que usted dignamente preside, formulando una protesta contra los disturbios promovidos últimamente en contra de la paz pública y manifestando su adhesión al gobierno presidido por el Señor General Díaz; y en contestación por acuerdo del mismo supremo magistrado, tengo la honra de manifestar a usted que acepta y estima en alto grado los sentimientos patrióticos de esa honorable agrupación municipal que de tal manera da muestras de su buena voluntad a favor de la paz tan necesaria para el progreso de la República. Ramón Corral. Periódico Oficial de 29 de noviembre de 1910”.

En las publicaciones posteriores los telegramas continuaban con frecuencia demeritando lo que la población ya conocía como un movimiento de gran impacto, informaban de pequeñas guerrillas, actos de revoltosos, anti reeleccionistas, vandálicos, sediciones de Madero y secuaces, aunado a que denotaban sus pretensiones como bastardas y subversivas. Los poderosos temblaban al ver amenazados sus intereses, por tal razón ofrecían su apoyo económico al Presidente Díaz.

“Se recibió nota de usted número 20, del 29 de noviembre último, en que comunica que, con motivo de los últimos sucesos ocurridos en la república, muchos ciudadanos mexicanos reconocidos como hombres de influencia y capital, han acudido a ese consulado para ofrecer su contingente al gobierno en el evento de que estallara una revolución, asegurando que podrían equipar 500 o más hombres.

Impuesto con satisfacción de la mencionada nota, manifiesto a usted, por acuerdo del señor presidente, que se tendrán presentes los patrióticos ofrecimientos de esos buenos mexicanos; pero que por ahora no se considera necesario su contingente.- Renuevo a usted mi consideración.-Enrique C. Creel.- Señor cónsul de México.-Brownsville, Texas”. México 3 de diciembre de 1910”.

A pesar de lo anterior el 1º de diciembre de 1910, rindieron su protesta el General Porfirio Díaz, como Presidente de la República y Don Ramón Corral como Secretario de Gobernación, para el período gubernamental que culminaría el 30 de noviembre de 1916.

De enero a mayo del 1911, las acciones armadas continuaban y ya no era posible ocultarlas; no obstante, la parte oficial continuaba en la misma postura de restar importancia a las acciones del movimiento anti releccionista, tanto así que en el periódico oficial del 11 de mayo de 1911 apareció publicado el Decreto núm. 4.-“Se amplía en $10000 la partida 1378 del presupuesto vigente, relativa a los gastos generales de guerra y seguridad pública para que pueda el ejecutivo hacer las erogaciones que en ese ramo sean necesarias por virtud de las circunstancias anormales en que se encuentra el país”.

Habiendo transcurrido doce meses de acciones de guerra, el Gobierno del Estado de Oaxaca a través del Poder Ejecutivo, comunica: “Félix Díaz Gral. Brigadier y Gobernador interino del estado libre y soberano de Oaxaca, a sus habitantes, sabed: Que por la secretaría de gobernación y en telegrama de fecha 23 del corriente se le comunica que la Paz ha sido firmada, debiendo cesar inmediatamente y de modo definitivo las hostilidades, en el concepto de que la acción del gobierno quedara expedita contra las bandas que no reconozcan dicha cesación de hostilidades, concertada con el Jefe de la revolución y muy especialmente para perseguir en cada caso a cualquier gavilla de bandoleros. El ejecutivo de mi cargo se apresura a dar amplia publicidad a la noticia, teniendo en consideración su altísima importancia por las ventajas que a la Nación le resultan con el término de la guerra, cuyos efectos tanto la han detenido en su marcha evolutiva hacia el progreso, y excita a los hijos todos del heroico Estado de Oaxaca, confiando en su patriotismo, para que con su conducta honrada y prudente, coadyuven a hacer efectivo y perdurable el noble propósito en que se inspiraron los concertadores de la paz. Oaxaca de Juárez, Mayo 24 de 1911.-Felix Díaz”.

De igual manera, cuando algún Gobernador llegaba a dimitir, en forma inmediata, al día siguiente se oficializaba el nombramiento de su sustituto a fin de evitar la impresión de ingobernabilidad en el Estado, ante la crítica situación (aunque no reconocida) que persistía a lo largo y ancho de la nación mexicana.

DECRETO NÚM. 13.- Periódico Oficial 2 de junio de 1911.

Art 1° Se admite la renuncia que hace el Sr Emilio Pimentel, del cargo de gobernador Constitucional del Estado.

Art 2°Se nombra Gobernador interino del estado al sr General Brigadier Feliz Díaz.

DECRETO NÚM. 14.- Periódico Oficial 3 de junio de 1911.

Artículo 1° Se admite al Señor General Brigadier Don Félix Díaz la renuncia que ha hecho del cargo de Gobernador Interino.

Articulo 2°Se nombra Gobernador Interino al ciudadano Lic. Jesús Acevedo.

DECRETO NÚM. 15.- Periódico Oficial 3 de junio de 1911.

Artículo 1° Se admite al Lic. Jesús Acevedo la renuncia que ha hecho del cargo de Gobernador Interino.

Articulo 2°Se nombra Gobernador Interino al ciudadano Fidencio Hernández

DECRETO NUMERO 18.-

ART 1° Se admite la renuncia que hace el ciudadano licenciado Fidencio Hernández del cargo de Gobernador interino del Estado.

Art 2° Se nombra Gobernador interino al ciudadano Licenciado Heliodoro Díaz Quintas 8 de junio 1911.

Por causa de la declinación de los candidatos propuestos el mismo 3 de junio del mismo año 1911, se lanzó la Convocatoria para la elección de un Gobernador Constitucional definitivo del Estado de Oaxaca.

DECRETO

Art 1° Se convoca al pueblo oaxaqueño para la elección extraordinaria de gobernador constitucional.

Art 2° Ese acto tendrá verificativo el domingo 30 del mes de julio del año en curso.

Art 3°El electo durara en su encargo hasta el 30 de noviembre de 1914, fecha en la cual expiraría el periodo de duración del gobernador que dimitió. 3 de junio de 1911.

Es importante mencionar que la situación de estabilidad político-social a nivel de toda la República era bastante caótica, pues los maderistas como vencedores, promovieron los mecanismos para reivindicar la imagen de sus líderes y favorecer las condiciones de legalidad y bienestar de sus seguidores y agremiados al movimiento revolucionario, quienes en años anteriores habían sido sometidos a actos de represión, persecución y encarcelamiento por parte de las autoridades porfiristas.

Fuente: Archivo General del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca. Imagen: INAH.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia