historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
CORONEL ESTEBAN CANTÚ JIMÉNEZ

 

CORONEL ESTEBAN CANTÚ JIMÉNEZ (1881-1966).

Nació el 26 de noviembre de 1881 en Linares, Nuevo León, hijo de don Juan Antonio Cantú y la señora Francisca Jiménez.

Su educación básica la cursó en Linares, Nuevo León; después se trasladó a Morelia, Michoacán, en donde recibió clases privadas como preparación para su ingreso al Colegio Militar; y la carrera de las armas en esta institución de 1897 a 1900. Salió de allí como Teniente de Caballería, se distinguió como caballista, por lo cual recibió una medalla en equitación, además en esgrima y tiro, se especializó en artillería y recibió cursos de cartografía y reconocimiento terrestre. Recién egresado del Colegio Militar, fue incorporado al 12° Batallón de Caballería en Monterrey y obtuvo el grado de mayor siendo presidente de la república Francisco León de la Barra.

Desde fines de 1903, Cantú tomó parte en la campaña del ejército federal contra los yaquis de Sonora alzados por más de 3 años. Es sabido que la guerra contra esa tribu la hizo Porfirio Díaz, acusándolos de rebeldía porque los nativos reclamaban, con toda razón, el derecho a administrar sus comunidades y las tierras de las que eran los legítimos dueños. Durante este tiempo, Cantú conoció en Sonora al General Manuel Gordillo Escudero, y en 1911 volvió a estar bajo sus órdenes en Chihuahua desde el 20 de noviembre de 1910, cuando salió de Cuencamé, Durango, hasta el 20 de junio de 1911 en que formó parte del contingente que iría a Baja California, ahora ya por órdenes del gobierno revolucionario. Fue en este año cuando recibió el ascenso a Mayor, siendo Presidente de la República Francisco León de la Barra [1].

Como en la mayoría de los oficiales de caballería de aquel tiempo, el apego de Cantú al hipismo se denota en varias partes de sus "Apuntes históricos de Baja California Norte" [2]. En ellos expresa que en 1909, estando en Gómez Palacio, Durango, compró su caballo "El Travieso", de dos años de edad, y lo educó estando en Cuencamé. El 20 de noviembre de 1910 Cantú salió para Chihuahua, y dice refiriéndose a su caballo: "Me prestó muy buenos servicios durante los 7 meses que duró la campaña y también en Baja California. Era un ejemplar de media sangre inglesa, hijo del famoso caballo de carrera "El ciclón", de Lagos, Jalisco. Todavía los militares de su tiempo, cuando menos en México, eran "hombres de a caballo", como se reconoció a Francisco Villa o "El Centauro del Norte".

Cantú no era un oficial sólo de membrete, pues además de su participación en la campaña del yaqui, acompañó al general Manuel Gordillo Escudero en su marcha a Ojinaga, Chihuahua, y después en el regreso al frente de 90 hombres del 16° Regimiento de Caballería, desempeñando el servicio de exploración y seguridad en vanguardia, día y noche, siempre demostrando sus dotes de mando y valor personal. Algunas acciones relacionadas con el primer sitio de Ojinaga en 1911, se resumen enseguida.

Por el mes de abril de 1911, el gobierno federal mandó al General Gordillo Escudero con Cantú como uno de sus oficiales, a la plaza fronteriza al frente de unos 500 a 1000 soldados en apoyo del General Gonzalo Luque, que se encontraba sitiado en el poblado por los revolucionarios maderistas, a los cuales se habían unido algunos norteamericanos. Fuerzas rebeldes al mando de José de la Cruz Sánchez y Toribio Ortega trataron de detener a la columna de Gordillo Escudero en Cuchillo Parado el 29 de abril, pero aunque lo lograron por seis horas tuvieron que retirarse.

Al siguiente día, las tropas federales derrotaron a los rebeldes en una sangrienta batalla en La Muía, y poco después, al amenazar González Luque con romper el sitio y flanquear a los evolucionarios, estos tuvieron que huir. El sitio de Ojinaga fue roto, y el General Gordillo tomó el control de la plaza. Todavía los jefes rebeldes Toribio Ortega y Antonio Villarreal, con el apoyo de sus 26 americanos, nuevamente trataron de apoderarse de la plaza, pero sin éxito. Sin embargo, la victoria de los federales fue inútil, ya que los revolucionarios maderistas tomaron Ciudad Juárez el 10 de mayo, por lo cual el gobierno porfirista tuvo que firmar los tratados del 17 de mayo, a lo que siguió la renuncia de Porfirio Díaz y el ascenso de Madero al poder. Por lo  expresado, puede inferirse que Esteban Cantú sabía lo que eran las sangrientas batallas de la revolución, y esto contribuiría a normar su conducta política años después, cuando fuera gobernador del Distrito Norte de Baja California.

El Coronel Esteban Cantú Jiménez es una de las figuras de mayor relevancia histórica de B.C., él llegó a Mexicali el 26 de junio de 1911 con escasos 30 años de edad y ya contaba con el grado de mayor en el ejército federal. El problema en su arribo fue que la ciudad parecía estar habitada más por estadounidenses que por mexicanos ya que casi en un 90% la tierra estaba vendida al otro país, aparte de que la moneda que se usaba no era la nacional y no por no quererla sino por la distancia.

A los 35 gracias a que tenía buena relación con militares y ciudadanía, contó con su apoyo para llegar a ser el hombre más poderoso del Distrito Norte. El gobierno lo recibió en banca rota y cambio eso totalmente al grado de nivelar las finanzas y tener recursos de sobra para empezar obras que terminaron cambiando la fisionomía del Distrito.

Al tener el panorama en contra solo tuvo dos opciones para levantar su gobierno, el cual ya había corrido con mala suerte de 1911 a 1915 cuando pasaron 7 jefes políticos sin poder hacer nada. La primera opción era crear más y mejores fuentes de trabajo o la segunda, cobrar mayores impuestos. El Coronel se decidió por la segunda y lo aplicó en bares, cantinas, prostíbulos y centros de diversión, lugares que fomentó y protegió aún en contra de los moralistas.

Otra fuente de ingresos fue la internación de personas asiáticas, en su mayoría chinos. Su acción fue muy criticada debido a que se les caracterizaba por inclinarse con el juego y el opio pero por su parte se les cobraba entre $100 a $150 dólares por entrar al Distrito.

También logró un gran despunte agrícola y que se crearan nuevos aranceles, con esto se aumentaron de manera considerable los impuestos. Batalló con muchos disconformes pero al final de cuentas el saber manejar bien el dinero siempre fue su mejor arma contra ellos, los frutos y el avance de su gobierno dejó a todos con la boca cerrada.

En los casi 5 años de su gobierno destacan algunas obras materiales, la mayoría en Mexicali: El camino Nacional, la Escuela Cuauhtémoc, el Palacio de Gobierno (Hoy Rectoría UABC), parque de Héroes de Chapultepec, Cárcel pública de Mexicali y cuarteles militares tanto en Tijuana como Mexicali. Debido a su trabajo donde la ciudad más beneficiada fue la nuestra, se dice que existen dos Baja Californias, una antes y otra después del trabajo de Cantú.

Esteban Cantú falleció el 15 de marzo de 1966 en Mexicali, B.C.

Notas: 1. PADILLA Corona, Antonio. "Inicios urbanos del norte de Baja California. Influencias e ideas, 1821-1906". UABC, Lito-Impremex S.A., Mexicali, B.C, 1998.; 2. ROMERO Flores, Jesús. "La historia de la Revolución Mexicana". IFCM, 1965.

Fuente: Antonio Lotice Aguilar. 2010. El Coronel Esteban Cantú en el Distrito Norte de Baja California. 1911-1920.; Historia de Mexicali. Rodríguez Rosales, A. (2007). Antecedentes históricos de la fundación de Mexicali y los primeros años del Coronel Esteban Cantú. En Memoria Histórica de Mexicali (47-55). Mexicali: XVIII Ayuntamiento de Mexicali. NARANJO, Francisco (1935). Diccionario biográfico Revolucionario (Imprenta Editorial "Cosmos" edición). México.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia