historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
PROCLAMA DE MANADA DE LA GARZA LAUREL

 

PROCLAMA

SEÑORES: siempre hemos tenido la firme convicción de que la mujer mexicana tiene un alma en que se alberga el más puro y santo patriotismo y que desprecia todos los peligros, arrolla los obstáculos más grandes y afronta los mayores sacrificios con tal de ir siempre en pos de la persecución de un bello ideal de humanidad, de altruismo... En esta época de prueba en que peligra el futuro bienestar de nuestra raza, hoy que una guerra encarnizada siega en flor quizá millones de existencias, esparciendo la desolación y el luto desde uno al otro extremo de este hermosísimo girón de fértil tierra americana, hoy que los campos, los valles y montañas se tiñen con la linfa purpurina de mártires muchas veces ignorados, es cuando la mujer mexicana se revela corno un ángel verdadero de caridad y paz sobre la tierra y se dispone a restañar las heridas de los bravos que caen bajo el furor de las balas fratricidas, ¿Qué más bello cuadro que esa legión de mexicanas, de abnegadas que dejan la tranquila paz de sus hogares para arrancar del borde del sepulcro al triste soldado que agoniza; y levantar sobre el cadáver de infames esclavistas cada vez más alto el estandarte del honor, y protestar con la fuerza de las armas contra los déspotas que en mala hora llegaron por una senda sembrada con cráneos de invictos paladines, a usurpar la más alta investidura del poder? Huerta, Díaz, Mondragón, Blanquet y de la Barra: los monstruos maldecidos que arrojaron un asqueroso baldón en nuestra historia, deben ser sin misericordia castigados, porque ellos cual un soplo maldito que saliera del averno, vinieron a convertir el alcázar nunca mancillado (le la representación nacional en una cloaca pestilente en que vegetan los traidores disputándose la inmaculada veste de la patria.

¿Qué méritos tienen esa caterva de asesinos y cobardes sin honor y sin con sic]: Acaso habrán creído, MISERABLES, poder ostentar como un legítimo timbre de victoria el horrible asesinato de Madero? ¡Qué grande, qué hermosa e inmaculada se destaca la gran figura heroica de nuestro presidente mártir! ¡Bendito sea, sí, mil veces bendito aquel a quien la traición, el martirio y la muerte han marcado la portada sangrienta y gloriosa con que la historia, la maestra de la vida y luz de la verdad ha recogido en sus páginas sagradas el sublime nombre de nuestro gran demócrata Don Francisco I. Madero! Murió el hombre, concluyó el mártir, sí, pero su ideal vive y este ideal fructificará muy pronto.

La semilla era fecunda, la tierra estaba prepararla, Carranza, Villa y otros muchos, fieles al cumplimiento de su deber y de su honor luchan con rabia espartana por defender la libertad de nuestra gran Tenochtitlán. El pueblo, el gran coloso, el esclavo liberto por Don Francisco I. Madero, no quiere más tiranos, traidores, ni usurpadores de machete y, pronto, muy pronto, llegará el día en que brillando el sol de la justicia arroje del vetusto castillo de Chapultepec, al traidor y sanguinario asesino Victoriano Huerta, responsable de los asesinatos cometidos con nuestro Presidente y Vicepresidente de la República.

¡Benditos mil veces seáis, sublimes mártires! ¡Que vuestra sangre inocentemente derramada en holocausto de vuestras libertades, sea el pendón que el pueblo eleve para arrojar y castigar a los traidores! ¡Honor a nuestros mártires Demócratas!

¡Salve, Apóstol, Titán excelso! ¡La patria, llena de cadáveres, de luto y de dolor, os bendice!

Manada de la Garza Laurel.

Fuente: Las mujeres en la Revolución Mexicana, 1884-1920. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Instituto de Investigaciones Legislativas de la H. Cámara de Diputados, con motivo de la celebración del Encuentro Nacional de Mujeres Legisladoras. Investigación histórica Begoña Hernández y Lazo y Ricardo Rincón Huarota (Coordinación), Martha Eugenia Ordaz Schroeder, Liliana Bárcena Díaz, Mauricio Bretón González, Carlos Bustamante López, Gustavo Adolfo Cubero Piña, Marta del Rayo González Vázquez, Ma. Elizabeth Jaime Espinosa y Magdalena Rivera Pérez. Imagen: Fototeca Nacional del INAH.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia