chihuahuense.jpg

JOSÉ INÉS SALAZAR

GENERAL JOSÉ INÉS SALAZAR MÁRQUEZ (1884-1917)

Nació en Casas Grandes, distrito de Galeana, Chihuahua en 1884, hijo de Don Tomás Salazar y Doña Petra Márquez. Desde 1906, militó en el Partido Liberal Mexicano.

Después del fracaso del levantamiento magonista de ese año, algunos miembros de dicho partido, refugiados en El Paso, Texas, decidieron reorganizar la revolución y fijaron la noche del 24 de junio de 1908 para iniciarla. Salazar fue enviado entonces a Chihuahua con Antonio Anzalde para propagar la noticia.

Posteriormente, él y Práxedis Guerrero quedaron encargados de preparar el levantamiento en la zona de Galeana. Esta conjura fue descubierta prematuramente y muchos de sus cabecillas resultaron aprehendidos; sin embargo, Guerrero y Salazar escaparon oportunamente y, unidos con Enrique Flores Magón, atacaron la aduana fronteriza de Palomas el 26 de junio de 1908. La guarnición rechazó el asalto y Salazar emprendió la retirada en espera de una nueva oportunidad para levantarse.

En diciembre de 1910, se puso otra vez bajo las órdenes de Práxedis Guerrero, quien había reunido un contingente de 22 rebeldes y con ellos se internó en territorio chihuahuense. El día 23, se apoderaron de un tren en la Estación Sapeyó y se dirigieron al sur con la intención de atacar Casas Grandes, lo que no hicieron debido a su reducido número. Guerrero dispuso entonces marchar sobre el pueblo de Janos, donde murió víctima de un disparo, el 30 de diciembre, un día después de iniciar el ataque a dicha plaza. José Inés Salazar reemplazó a Guerrero en el mando de la partida y se incorporó con ella a las fuerzas de Francisco I. Madero, el 5 de marzo de 1911. Al día siguiente, participó en el ataque a Casas Grandes. Aunque Salazar colaboró momentáneamente con Madero, nunca se adhirió de manera definitiva a la revolución que él comandaba, como tampoco lo hicieron muchos otros magonistas; de hecho, el 16 de abril le informó, junto con otros jefes socialistas, que había decidido separarse del ejército maderista.

Por ese motivo, argumentando el cargo de indisciplina, Madero ordenó que Salazar y sus compañeros fueran trasladados en calidad de prisioneros a la cárcel de Ciudad Guerrero. Sin embargo, en Estación Mata Ortiz, Salazar y Lázaro Alanís lograron fugarse y continuar en pie de guerra; desconoció los Acuerdos de Ciudad Juárez y, en junio, atacó, junto con Jesús Ma. Rangel, la población de Ojinaga. En febrero de 1912, se sublevó en Casas Grandes, junto con Demetrio Ponce y Emilio P. Campa, también magonistas, desconociendo al jefe de rurales Juan Talamantes. Proclamaron a Pascual Orozco, hijo, como General en Jefe del Ejército Libertador.

El 27 de febrero, este núcleo rebelde tomó Ciudad Juárez y, cuando Pascual Orozco asumió el mando de la insurrección a principios de marzo, José Inés Salazar recibió el grado de General Brigadier y la jefatura de una columna de 300 hombres. El día 6 de marzo, firmó el Acta de Nombre de Dios, por medio de la cual se formalizó la dirigencia de Pascual Orozco. Durante ese mes, se enfrentó al Coronel federal Francisco Villa en Boquilla de Conchos, el día 15; intervino en la batalla de Rellano, el día 24, contra la columna del Gral. José González Salas y derrotó al Gral. Fernando Trucy Aubert en Ancón, Villa López y San Pedro, los días 26, 27 y 28.

El 5 de abril, desalojó de Hidalgo del Parral a las tropas de Francisco Villa y, posteriormente, fue enviado al estado de Coahuila al frente de 15 mil jinetes, para distraer a los federales que estaban en Torreón al mando de Victoriano Huerta. Salió de Parral el día 25; en el camino libró combates en el Divisadero del Cuervo y el Puerto del Carmen (30 de abril); sin embargo, fue derrotado en Sacramento, Coah., el 5 de mayo.

Regresó a Chihuahua el día 10 y participó en los combates de Conejos, Dgo. (12 de mayo); Rellano (22 y 23 de mayo), La Cruz (16 de junio) y Bachimba (3 y 4 de julio), todos ellos ganados por los federales. A mediados de julio, fue enviado con una columna a Sonora, en el trayecto fue derrotado en Ojitos, el día 31, por el Gral. Agustín Sanginés; dividió entonces su fuerza y se internó en dicho estado por el Cañón del Púlpito, a la cabeza de 500jinetes. Combatió en El Tigre (15 y 16 de septiembre) y en San Joaquín, Son. (19 de septiembre), donde fue vencido por Álvaro Obregón. Refugiado en el noroeste de Chihuahua, sostuvo encuentros contra tropas del gobierno maderista en la Hacienda de Nogales, Estación Guzmán y La Ascensión, los días 15, 19 y 27 de noviembre, así como en Janos y en San Pedro Ojitos, el 24 y el 26 de diciembre, respectivamente. El 7 de febrero de 1913, aprehendió en San Miguel Babícora al Gral. José de la Luz Blanco y, en marzo de 1913, reconoció, junto con otros jefes rebeldes, al gobierno de Victoriano Huerta que se había hecho del poder mediante el cuartelazo de La Ciudadela en febrero de ese año.

El 17 de marzo, se le admitió en el Ejército Federal con el grado de Brigadier y quedó comisionado en Casas Grandes, con un cuerpo de 300 hombres para proteger la vía del Ferrocarril del Noroeste de México. El 17 de julio de 1913, libró la batalla de Tres Jarales y, del 5 al 10 de noviembre del mismo año, participó en la defensa de Chihuahua bajo las órdenes del Gral. Salvador R. Mercado; obtuvo entonces el grado de General de brigada. El día 25 siguiente, dirigió la batalla de Tierra Blanca, en la que fue derrotado por el Gral. Francisco Villa. Acompañó después a Mercado durante la evacuación de Chihuahua y la marcha a Ojinaga y cooperó en la defensa de esa plaza hasta su rendición, el 10 de enero de 1914.

Por esos días fue nombrado Gobernador provisional de Sonora, pero nunca llegó a ocupar el cargo porque, a raíz de la derrota de Ojinaga, se refugió en Estados Unidos y fue aprehendido por las autoridades de ese país junto con ocho generales más y tres mil hombres de tropa, acusados de violar las leyes de neutralidad.

El 6 de marzo de 1914, obtuvo el grado de divisionario, a pesar de encontrarse aún en prisión. Al recuperar su libertad, recibió el nombramiento de Gobernador y Comandante militar del norte del estado de Chihuahua, cargo que no llegó a desempeñar. El 25 de mayo, fue nuevamente detenido por violar las leyes de neutralidad y, desde Fort Wingate, donde fue internado, conspiró contra el gobierno de Venustiano Carranza, quien asumiera la presidencia provisional de la República el 20 de agosto de ese año, tras la ocupación de la ciudad de México por el ejército constitucionalista.

Para salir de prisión, Salazar pagó mil dólares y se internó a territorio mexicano por Ciudad Juárez. Fue aprehendido en Chihuahua, el 8 de agosto de 1916, y remitido a la penitenciaría del estado, acusado de complicidad con el Cor. Mariano Tamez que días antes había salido de Ciudad Juárez desconociendo al gobierno y declarándose afiliado a un nuevo partido político, el Partido Legalista. Fue liberado el 15 de septiembre de ese año por Francisco Villa, quien tomó por sorpresa la capital, y volvió a la lucha, ahora bajo la bandera villista.

José Inés Salazar murió asesinado, en agosto de 1917, en las cercanías de la Hacienda de Nogales. Sus compañeros lo apodaban El Ave Negra de la Revolución.

Fuente: Diccionario de Generales de la Revolución. Tomo II. Secretaría de Educación Pública. Secretaría de la Defensa Nacional. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. Imagen: Aultman, Otis A. [Generals Campa and Salazar], Photograph, February 1912; (http://texashistory.unt.edu/ark:/67531/metapth63309/ : accessed January 03, 2016), University of North Texas Libraries, The Portal to Texas History, http://texashistory.unt.edu; crediting El Paso Public Library , El Paso, Texas.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia