chihuahuense.jpg

CHIHUAHUENSE FABRICA MÁSCARAS VS BIOTERRORISMO PARA EL PAPA

Francisco Puentes Cuéllar, médico chihuahuense con trayectoria mundial en diseño de material para la NASA, brindó una entrevista exclusiva para dar a conocer la entrega de dos mascarillas de protección contra ataques bioterroristas y virus, como regalo para el papa Francisco.

El obsequio fue requerido al científico, por un grupo de la Iniciativa Privada radicado en Ciudad Juárez, el cual se activa con un compuesto de 10 sustancias antivirales y anti-bacteriales, que son prácticos, efectivos y se untan con la mano.

Se trata de dos protectores faciales, el primero de ellos, diseñado para una situación emergente que no necesitará cubrir los ojos del Sumo Pontífice, derivado de algún ataque bioterrorista del cual se desconozca la sustancia dañina y sólo cubre medio rostro sobre la boca.

El segundo modelo fue diseñado para ampliar la protección, una vez se haya confirmado el tipo de elementos en el aire y cubre todo el rostro, con un área transparente para cubrir los ojos, y un espacio para colocar los filtros impregnados con las sustancias mezcladas, a manera de escudo, explicó el médico.

Su diseño tomó cinco semanas para concluirse, debido a que “se trata de materiales diferentes, que además tenían que combinarse con un diseño que mantuviera visible la identidad del Papa. Es decir, que lo protegiera al mismo tiempo que dejara ver su rostro”, describió.

Francisco Puentes Cuéllar comentó que el resto de los componentes de protección no podían darse a conocer, por motivos de seguridad, aunque adelantó que los próximos diseños contendrán detectores hechos para identificar de qué tipo de virus o bacterias había que protegerse, dentro de la nueva generación.

Sin embargo, aceptó dar a conocer que una de esos compuestos es la llamada súper oxidación, usada para la limpieza de las piedras lunares que fueron traídas por un transbordador de la NASA: “La agrupación buscó dar un regalo distinto, en esta ocasión y lo pondrá en muestra en todo el mundo”.

Las máscaras se acompañan de un contenedor, en cuyos compartimientos se guardan ambos diseños, según su tamaño, y se puede llevar a un costado en todo momento en caso de necesitar usarlos, mas ambos fueron entregados el pasado 17: “Ya no pude hacerlo personalmente por otros compromisos adquiridos”.

Abundó que un ataque bioterrorista puede ser hecho con ántrax, gas mostaza y otra serie de gases neurológicos, invisibles e inodoros, extremadamente dañinos y la razón por la cual se buscó proteger al Papa, es que “es alguien a quien no le gusta estar lejos de la gente y eso es un problema”.

Para alguien como él, quien viaja alrededor del mundo, la posibilidad de sufrir un ataque bioterrorista, está siempre latente, pues este tipo de ataques “puede ocurrir en cualquier parte del mundo, lo hemos visto en los trenes de Japón, en Francia, en Estados Unidos cuando se enviaban cartas con ántrax”.

Al cuestionarlo sobre la perspectiva de la necesidad real de disponer de tales herramientas en este país, admitió que el bioterrorismo no es una prioridad médica y “estoy de acuerdo en que el sector salud no debe invertir en acciones innecesarias, pero recordemos que la llamada gripe española mató a millones, pero a veces no tenemos memoria sobre los hechos que han sucedido”.

“El problema no es una guerra bioterrorista, pero sí existe el riesgo de tantos y tantos virus que están mutando en el mundo y eso es una realidad. Un caso es la gripe Mers, lo fue también el AH1N1, hubo un tratamiento exitoso porque el Gobierno dio los pasos que eran necesarios y se pudo contener”.

“Pero de que en el mundo estamos en un constante peligro de ataques virales, es una realidad. Han algunos extremistas que dicen que nos van a acabar, pero tenemos que pensar que una influenza o gripe, común, también cobran vidas”, abundó.

Señaló que la amenaza de que alguien pueda utilizar un arma bioterrorista es que es muy barata y tiene un enorme alcance, al dañar a cientos de personas, en cambio un arma, requiere de municiones y pagar su costo: “No hay que tomarlo como alarmista, pero sí es real”.

Al cuestionarle la crítica social respecto a la veracidad de su trabajo, a pesar de estar en Chihuahua, respondió: “¿Qué acaso los chihuahuenses valemos menos? Cada quién elige dónde quiere estar. Yo no vivo en México, vivo en Estados Unidos desde hace 35 años, pero vengo a mi Chihuahua, porque lo amo”.

“Trabajo aquí al igual que lo hago en Guadalajara y el Distrito Federal, en Ciudad Juárez, para mí no hay diferencia en eso. Vivo en EU, tengo escuelas allá y vivo legalmente ahí. Lo que hago es porque no considero que por ponerme un gorro, cierto traje o vestir con marcas, no dice quién soy, hay inventos en progreso que van a salir en los noticieros y cuando me vean van a decir, ‘es el chihuahuense”.

“Creo que es inculto y un poco de falta de seguridad, pues nuestros jóvenes día con día están conquistando primeros sitios mundiales en diferentes facetas. Así es el mercado y no tenemos por qué sentirnos menos, México está ganando olimpiadas de conocimiento con jóvenes”.

“Nuestros jugadores, que somos un país de futbol, es un ejemplo, mis hijos son norteamericanos y veo que hay personas que deben autoanalizarse, porque no se vale, yo pregunto ¿valemos menos?”, concluyó.

Fuente: Heidi Rodríguez. omnia.com.mx. Foto: Raúl Rodríguez.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia