chihuahuense.jpg

EL PALEOINDIO EN MEXICO Y SU PRESENCIA EN CHIHUAHUA

 

También México tuvo su periodo Paleoindio al noroeste de Sonora en la sierra de Pinacate donde se encontraron  puntas de proyectil pertenecientes a una tapa temprana que podríamos llamar pre-clovis datadas en sobre el año 28.000 y 13.500 A.C.

Los primeros pobladores de la región  según los hallazgos fueron los cazadores que realmente serían los verdaderos Paleoindios pertenecientes a la cultura Clovis.

El Bajío es "el sitio Clovis mejor conocido y más extenso reportado en México" (Gaines et al. 2009:309). Cubre más de 4 km cuadrados y además incluye restos más recientes. El sitio sirvió como cantera para basalto vitrificado, pero los restos indican actividades diversas. El sitio se encuentra en la cuenca del río San Miguel, al norte de Hermosillo.

Al sureste de Hermosillo, en la cuenca del río Mátape, se han encontrado  cientos de artefactos Clovis. El sitio también contiene restos más recientes. Los sitios Clovis ocurren en las llanuras costales de Sonora. Al suroeste de Hermosillo,. Las puntas de proyectil fueron actividades principales probablemente apoyando la caza en las inmediaciones del sitio. Algunos puntos no acanalados sugieren que Paleoindios más tardíos quizás usaron el sitio.

Los sitios y las puntas aisladas de la cultura Clovis ocurren en una zona que extiende desde Guaymas hacia el norte. Hallazgos de la misma cultura también se han hecho en en Sinaloa donde se encontraron dos puntas de proyectil acanaladas y cuatro bifaciales lanceolados con lasqueos sobrepasados de filo a filo de percusión directa, serguramente relacionados con el periodo Paleoindio Clovis, en las colecciones del Museo Regional del Évora en Guamuchíl ...

La gran cantidad de sitios paleoindios reconocidos en Sonora, así como la distribuciión de puntas de proyectil Clovis que continúa hasta Jalisco, surgiere que probablemente la costa del Pacífico jugó un papel importante en el movimiento de grupos paleoindios hacia el Sur.

Hasta ahora se han hallado puntas Clovis en el norte de Chihuahua (Di Peso 1965; Phelps 1990), cerca de la laguna Bustillos en el centro de Chihuahua , y en Durango (Lorenzo 1953).

Otros Grupos Paleoindios

Carpenter y Sánchez (2008:23) encontraron "una punta indicativa del periodo Paleoindio tardío en las cercanías de Balácachi" en 2004, y mencionan tres bifaciales "con posible filiación paleoindia en la Casa de la Cultura Conrado Espinosa en Los Mochis."

Gaines et al. (2009:330) notan la "ausencia de artefactos Folsom" en Sonora, y sugieren es porqué la cultura Folsom fué una tradición de las "Grandes Llanuras" de Norteamérica. En contraste, Aveleyra (1961) reportó un fragmento de punta Folsom de Chihuahua, y otros hallazgos también sugieren la presencia de Paleoindios tardíos en Chihuahua. Un abrigo cerca de Santa Isabel, al suroeste de la ciudad de Chihuahua, incluyó depósitos basales que proporcionaron una punta de proyectil tipo "Plainview" y una fecha de radiocarbono de 9120 ± 50 AP (MacWilliams et al. 2008:42). El Proyecto Arqueológico de Chihuahua encontró un punto Paleoindio en la calle de una aldea cerca de la laguna Bustillos.

En la zona de la Sierra Pinacate, Hayden (1967, 1976) halló sitios de la cultura San Dieguito. Los restos indican el uso de recursos marítimos del Golfo de California. 

Los restos encontrados en México y Texas han sido considerados como pre-clovis, y fechados entre el 11 mil y el 14 mil A.C. Los grupos pre-clovis eran recolectores de plantas, en cambio los Clovis se orientaban por la caza mayor. Pero cuando la mega fauna desapareció, la dieta de los hombres americanos se tuvo que acomodar a la caza menor y a las plantas que recolectaban.

La organización de los primeros pobladores era la banda, que son "pequeñas sociedades normalmente de menos de cien personas, que poseen un territorio común y están caracterizadas por la exogamia local, además de ser exclusivamente cazadores-recolectores´, y se pasaba la mayor parte del tiempo buscando su alimento y de vez en cuando hacían ocupaciones estacionales. Algunas veces estas bandas se dividían por la falta o escases de recursos y tiempo después se reunían para reafirmar relaciones o concertar matrimonios ya que las bandas buscaban que las mujeres se fueran a otra banda. En una banda no había una autoridad reconocida ni especialidad, algunas de ellas eran muy territoriales.

En la zona de México se cazaba o se mataba al mamut, ya que éste podía asesinar a los miembros enfermos o a los que se quedaban atorados en pantanos. Es difícil creer que el hombre haya sido cazador de estos animales, ya que el tamaño y su forma de organización no lo permitían.

Las creencias de los Paleoindios eran chamánicas y realizaban un simbolismo en los ritos funerarios como es el caso de pintar los huesos de color rojo (ocre). La principal función de los chamanes era el curar enfermedades, atraer la dádiva de los espíritus y así garantizar el éxito de la caza.

Fuente: paleoindio.blogspot.mx. Domingo, 14 de abril de 2011.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia