historia.jpg

LA DECENA TRÁGICA: BUSCAN LLEVAR A MADERO A CUBA

 

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de febrero.-

Aquella tarde del 20 de febrero de 1913, Sara Pérez de Madero llegó a la Embajada de Estados Unidos en México acompañada de su cuñada Mercedes. La intención era suplicar al embajador Henry Lane Wilson que interviniera con su influencia para salvar la vida de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez. El diplomático no estaba, por lo que la señora Wilson ordenó que se le buscara en Palacio Nacional.

“Sarita”, como le llamaba su esposo, recordaría así la reunión con el Embajador (en una entrevista que concedió en 1916): “Mostraba que estaba bajo la influencia del licor. Varias veces la señora Wilson tuvo que tirarle del saco para hacerlo que cambiara de lenguaje al dirigirse a nosotros. Fue una dolorosa entrevista. Dije al embajador que íbamos a buscar protección para las vidas del Presidente y vicepresidente. ‘Muy bien, señora –me dijo–. ¿Y qué es lo que usted quiere que yo haga?’”.

Toda la familia Madero había esperado infructuosamente por la noche, hasta las dos de la madrugada, en la estación del ferrocarril. La idea era salir a Veracruz y de ahí partir a La Habana, tras la gestión del Embajador de la isla Manuel Márquez Sterling. La salida del país nunca se concretó, Victoriano Huerta excusaba que los prisioneros tenían responsabilidades en materia de Hacienda y debían ser trasladados a la penitenciaria.

A la llegada de la estación del ferrocarril, el padre de Madero –del mismo nombre– escribió un telegrama dirigido a William H. Taft, presidente de los Estados Unidos, en el que le informaba que su hijo corría peligro “por amar a su pueblo y desear su felicidad” y suplicaba “salvadle”. Él no firmó el documento sino lo hizo la señora Mercedes González de Madero, “una madre acongojada” que apenas pudo conciliar el sueño.

Por la mañana, un bando solemne informó a la población mexicana que tenía nuevo presidente: Victoriano Huerta; los diarios capitalinos comenzaban a retomar su trabajo después de los diez días sangrientos que había sufrido la ciudad. “Cómo acabó sus días don Gustavo A. Madero, uno de los más connotados políticos del gobierno maderista”, señalaba la cabeza principal de El País, Diario Católico, informando sobre los hechos del día anterior.

Con esas noticias circulando y desvelada como se encontraba, “la esposa de Madero se reúne con varios personajes importantes, con el embajador de Estados Unidos, con algunos senadores, con el entonces secretario de Relaciones Exteriores y busca que a su marido le garanticen el poder salir de su país junto con su familia una vez que ya había entregado su renuncia”, explica el historiador Felipe Ávila.

Las cosas distaban mucho de estar tranquilas aún, apenas dos días antes eran una realidad los combates entre leales y rebeldes. “La ciudad aún estaba aterrorizada, los habitantes estaban temerosos, no saben si ya se terminó la violencia, hay una gran inseguridad, mortandad y encarecimiento de alimentos. La población capitalina estaba tratando de asimilar lo que había pasado”, agrega Ávila. Aunque el nuevo gobierno intentaría demostrar lo contrario.

A las 16:30 las fuerzas rebeldes que se habían pertrechado en La Ciudadela iniciaron un desfile a Palacio Nacional. Las crónicas coinciden que Victoriano Huerta –ya nombrado presidente– y Félix Díaz se encontraron en torno al Hemiciclo a Juárez uniéndose en un abrazo. “Mi querido hermano. ¡Dios quiera que no se vuelvan a repetir acontecimientos tan dolorosos! Yo espero de su gran corazón que nos unamos para hacer a nuestra Patria grande y poderosa como las primeras naciones del mundo”, dijo Huerta.

Madero y Pino Suárez presos en la Intendencia de Palacio Nacional sufren su desgracia. Sara Pérez ya no volverá a ver a su marido y es Mercedes, su madre, quien logrará entrevistarse con él. Se dice que cuando le reclamó no haber escuchado sus sugerencias, Madero contestó: “¡Madre, si volviera de nuevo a presentárseme ese caso, volvería a proceder como lo hice, aun cuando supiera que me había de costar la vida!”. En Estados Unidos mientras tanto, se especula ya que al ex presidente se le aplicará la “Ley Fuga”.

Fuente: Articulo autoría de Luis Carlos Sánchez. excelsior.com.mx. 20/02/2013.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia