historia.jpg

CHIHUAHUA NACIÓ EN UN ACTO DEMOCRÁTICO

El primer acto de democracia que se vivió en la villa fue la elección de la ubicación de la actual ciudad de Chihuahua, la salomónica decisión era entre Santa Eulalia y donde convergen los ríos Chuvíscar y Sacramento. Hasta el año 1938 se había señalado el día 15 de agosto como la fecha correspondiente a la fundación de Chihuahua y se habían señalado los años 1639, 1645 y 1707.

Los días y meses se habían confundido con los que correspondían al origen del pueblo de San Felipe de Jesús, municipio de Zaragoza, Distrito Judicial Hidalgo, que fue fundado por los misioneros de la Compañía de Jesús, José Pascual y Nicolás de Zepeda el 15 de agosto de 1639. El último año correspondía al establecimiento defi nitivo de los españoles en las minas de Santa Eulalia.

En el Archivo del Ayuntamiento del Municipio de Chihuahua existía un informe rendido por el general Pedro de Nava, comandante general de las Provincias Internas, con fecha de 9 de diciembre de 1793, en acatamiento a una orden del 22 de octubre anterior de dicho jefe militar; en el que se consigna que no había sido posible precisar la fecha exacta en que se había descubierto o conquistado la villa de Chihuahua, ni por quién. La historia reconoce que fue una decisión democrática el punto en el que finalmente quedaría ubicado San Felipe El Real de Chihuahua y para ello se acudió a la participación a través del voto de 16 reconocidos habitantes.

El gobernador y capitán general de la Nueva Vizcaya, capitán de caballos y corazas don Antonio Deza y Ulloa, practicó después otra visita al real de minas de Santa Eulalia y durante ella se le planteó el problema de la cabecera, que había sido aplazado desde el deceso del general Retana. En esta ocasión surgió una diversidad de opiniones y, en vista de ello, el funcionario convocó a una junta que tuvo lugar en el mismo real el 5 de octubre de 1709, a la que concurrieron los mineros, comerciantes y otros personajes importantes. Después de discutirse en la reunión el problema que la había motivado, dispuso el gobernador que cada uno de los asistentes fundara su opinión por escrito y la entregara en su Secretaría y que en vista de todas ellas, dictaría su resolución. Fundaron su opinión porque la cabecera y la iglesia principal se establecerían en la junta de los ríos, como punto equidistante entre ambos minerales, por haber allí más facilidades para la vida humana, por estar ya asentadas sobre la márgenes del río Chuvíscar.

Entre las opiniones se dio un empate y el gobernador decidió pasar personalmente a ejecutar un reconocimiento en los dos lugares señalados, para resolver el asunto como voto decisivo. Finalmente el decreto expedido en 19 de julio de 1823 por el Congreso Nacional Constituyente concedió a la villa de San Felipe El Real de Chihuahua la categoría de ciudad con el nombre que conserva hasta la fecha.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia