historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
BATALLA DE ORENDÁIN Y TOMA DE GUADALAJARA

 

Esta batalla tuvo lugar del 6 al 8 de julio de 1914 en terrenos de la hacienda de Orendáin, cerca de la ciudad de Guadalajara, Jal, representó un momento clave para los constitucionalistas, ya que la victoria obtenida sobre las tropas federales que operaban en la región de occidente, permitió a las tropas del General Álvaro Obregón tomar la ciudad de Guadalajara y con ello el control de una de las rutas más importantes hacia el centro político del país: la Ciudad de México.

En este hecho de armas se enfrentaron, el General Álvaro Obregón, como jefe del Cuerpo del Ejército del Noroeste, con aproximadamente 9,000 hombres entre infantes, artilleros y de caballería; contra 8,000 hombres de las fuerzas federales  al mando del General Miguel Bernard.

Los federales que se encontraban en Orendáin, se realizó el ataque estuvo  por tropas de Infantería, Caballería y Artillería que trataron de abrirse pasó rumbo a la Venta. De acuerdo al plan del General Obregón, su ataque seria sobre Orendáin a las 10:00 hrs. del día 6 del mismo mes. El General Bernard, jefe de la columna federal en Orendáin, no quiso exponerse y avanzó pie a tierra, ya que en La Venta había tropas con artillería, para repeler cualquier ataque de los grupos revolucionarios que asolaban el estado.

El 6 de Julio de 1914, los constitucionalistas destruyeron las vías férreas y se posicionaron de la vía del ferrocarril, a 2 km de la estación de la Venta y con plena luz del día, constitucionalistas y federales libraron una aguerrida batalla en el cerro de la Venta. Los primeros no contaban con un solo cañón para batir a los federales; en cambio, estos últimos descargaban nutrido fuego de artillería, no pudiendo hacerles mucho daño a los constitucionalistas, por estar bien atrincherados.

El General Bernard, hizo adelantar la infantería y su artillería hasta la primera línea de resistencia de su adversario, pero los constitucionalistas acostumbrados al combate y con la experiencia del General Obregón, repartió las compañías, con el fin de fraccionar el frente de combate, con lo cual se logró desconcentrar a los federales, que trataron de batir a esos pequeños grupos y se aventuraron en el terreno accidentado, también en pequeños grupos, aunque más numerosos pero de tropas inexpertas.

Para el mediodía, las tropas federales establecidas en Orendáin, trataron de abrirse paso, pero la infantería en su mayoría integrada por tropas de leva se rindió a los revolucionarios; sin embargo una parte de la tropa federal, logró traspasar las líneas revolucionarias que finalmente obligaron a retroceder a los huertistas en dirección a Orendáin y a una distancia considerable efectuaron una maniobra en semicírculo, para llegar a la hacienda por el lado norte, lugar que las fuerzas revolucionarias no cubrían.

Una vez derrotados los federales en La Venta, el general Manuel M. Diéguez, inició el ataque sobre la retaguardia de la columna del general Bernard, que obligó a éste a salir de Orendáin.

El General Obregón, al observar la inmovilidad de los federales, decidió iniciar el combate por la izquierda, por lo que colocó en ese flanco a la brigada del General Rafael Buelna Tenorio, al centro la brigada del General Juan C. Cabral con una batería de artillería compuesta de 8 piezas; en el ala derecha colocó al general Benjamín Hill. El General Obregón, consideró conveniente avanzar sobre la capital jalisciense debido a que se situaban en Zapopan, en donde combatieron contra grupos dispersos de federales que trataban de incorporarse a Guadalajara sin dejar de perseguir al resto de la columna del General Bernard.

Por su parte el General federal José María Mier, al realizar la evacuación de Tlaquepaque resintió una fuerte deserción de aproximadamente 1,500 hombres en su marcha dirigida a Lagos de Moreno, Jal., donde pretendía reunirse con fuerzas que estaban en San Luis Potosí, hecho que evitó el asalto de la plaza por parte de los constitucionalistas, que se encontraban en Ahualulco, Jal, quienes  impidieron el avance federal enfrentándose en la hacienda del Castillo, a 25 kilómetros de Guadalajara, lugar en que se dieron tres choques de su caballería con el ala derecha de los constitucionalistas, en donde el General Mier, perdió la vida, noticia que al llegar a sus tropas provocó que se rindieran.

Con la desaparición de la división de occidente del Ejército Federal  y la pérdida del gobierno huertista de la plaza de Guadalajara, se permitió el avance del ejército del Noroeste hacia la capital de la República. Las bajas en estas dos derrotas sufridas por los huertistas, fueron de cerca de  2,000 muertos y 5 000 prisioneros. El botín capturado por los constitucionalistas, fueron 16 cañones, 5,000 fusiles, 18 convoyes y otros pertrechos de guerra.

Fuentes Consultadas: Obregón, Álvaro. ocho mil kilómetros en campaña. fondo de cultura económica 1959.; Grandes Batallas De La Independencia y la revolución mexicana, colección memorial de la SEDENA. 2010.; Suplemento de la revista del Ejército y Fuerza Aérea, grandes Batallas, Batalla de Orendáin, 2010. cultura.gob.mx.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia