historia.jpg

PRIMER COMBATE AERONAVAL DEL MUNDO

 

Con la promulgación del “Plan de Guadalupe”, por Don Venustiano Carranza el día 26 de marzo de 1913, en la hacienda del mismo nombre, en el estado de Coahuila, se desconoció al gobierno del General Victoriano Huerta y Carranza fue designado por los firmantes del plan como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista y Encargado del Poder Ejecutivo.

Al movimiento se unieron Álvaro Obregón, Benjamín Hill y Plutarco Elías Calles, originarios del Estado de Sonora, quienes de inmediato organizaron tropas y consiguieron armas en los Estados Unidos de América, para enfrentar al gobierno de Victoriano Huerta.

El Coronel Santiago Camberos y el Capitán Bauche Alcalde, al ser comisionados para comprar armas en Norteamérica, conocieron al señor Van Graffith, Presidente del Aeroclub de California,  quien contactó al piloto francés Didier Masson, al cual contrataron para que comprara un avión en 5, 000 dólares, así como refacciones necesarias por 750 dólares; quien además compró un biplano a su ex jefe Martín Pusher, el cual podía transportar dos personas y 150 libras extras de carga.

El General Álvaro Obregón, el día 1/o. de mayo del mismo año, se instaló en Empalme, Son., cerca de Guaymas, y sitió dicho puerto de gran valor estratégico para continuar el avance hacia el sur empleando el ferrocarril.

Las tropas federales habían fortificado Guaymas, con los barcos de guerra “Guerrero”, “Morelos”, “Tampico”, “Oaxaca” y el “Demócrata”, los cuales eran decisivos para mantener la defensa de la plaza, y aislar a las tropas sitiadoras para no ser víctimas del fuego constitucionalista.

Durante los días 10, 11 y 12 de mayo de 1913, las fuerzas del Cuerpo de Ejército del Noroeste, al mando del General Álvaro Obregón, derrotaron en la batalla de Santa Rosa, Son., a las tropas del Ejército Federal.

Con el avión adquirido por los constitucionalistas, bautizado como “Sonora”, quedó instalado en la Estación Moreno, Hermosillo, Son., lugar donde el piloto Didier Masson, realizó vuelos de exploración para observar los movimientos del ejército federal. Con las instrucciones de Masson, los mecánicos del ferrocarril elaboraron un soporte en el avión que le permitió transportar bombas.

El 30 de mayo de 1913, el biplano Sonora, conducido por el piloto Didier Masson, acompañado del Capitán Joaquín Bauche Alcalde, despegaron de la Estación Moreno, con dirección a la plaza de Guaymas, donde se encontraban los cinco barcos de guerra federales, aproximadamente a 500 metros mar adentro, el avión comenzó a volar sobre los barcos y dejó caer sus cargas explosivas, las cuales no dieron en el blanco, además de que éstas no explotaron.

Por las acciones efectuadas por los tripulantes de la aeronave Sonora, los marinos que se encontraban en los barcos se arrojaron al mar, mientras otros marinos dispararon sus fusiles sin dañar el aeroplano ni a sus tripulantes.

El día 24 de febrero de 1914, se registró un hecho de relevancia a favor del ejército constitucionalista, ya que la tripulación del cañonero “Tampico”, al mando del Teniente Hilario Rodríguez Malpica, se pasó al bando constitucionalista y abandonó el puerto de Guaymas; trasladándose al puerto de Topolobampo, Sin., con el fin de esperar órdenes del General Álvaro Obregón.

El 31 de marzo de 1914, el General Álvaro Obregón, con tropas constitucionalistas, inició su avance hacia el sur, para tomar la plaza de Mazatlán, al notar los tripulantes del barco “Tampico”, que había disminuido la vigilancia, inició su desplazamiento y se enfrentó al “Guerrero” cerca de Punta Copas y Punta Prieta, Sin.

Se dio un combate entre ambos buques, y el “Tampico”, al acercarse a menos de 2,000 metros al “Guerrero”, recibió varios impactos bajo su línea de flotación, los cuales lo atravesaron, por lo que se retiró hasta Punta Copas y Punta Prieta, donde encalló.

Al día siguiente el Teniente Hilario Rodríguez Malpica, mando su parte al General Álvaro Obregón, comunicándole la situación del barco “Tampico” al combatir con el “Guerrero”; ordenando con la misma fecha el General Obregón al Teniente Rodríguez Malpica, que mantuvieran su posición y no abandonaran el barco.

El 15 de abril, el General Obregón llegó a Topolobampo, Sin., donde visitó al “Tampico”, acompañado de su Estado Mayor, a bordo de una lancha con motor de gasolina, para conocer las necesidades de la tripulación, ordenando el Teniente Rodríguez Malpica izar el estandarte en el palo mayor, esta acción fue aprovechada por los tripulantes del barco “Guerrero”, para realizar un ataque en contra de los constitucionalistas, por lo que el General Obregón y el Teniente Rodríguez Malpica, tomaron las medidas necesarias para la defensa del barco.

El “Guerrero” reinició su combate en contra del “Tampico” y en cuanto la situación se complicó para los tripulantes del “Tampico”, fueron apoyados por el biplano Sonora, tripulado por el Capitán Gustavo Salinas Camiña y el mecánico naval Teodoro Madariaga, quienes hicieron bombas rudimentarias con trozos de tubería, donde introdujeron una granada con cargas de dinamita, quienes sobrevolaron el lugar y desde una altura de más de 900 metros, lanzaron sus bombas, las cuales estallaron cerca del “Guerrero”.

La acción anterior causo pánico entre los marineros del “Guerrero” y algunos realizaron disparos en contra del biplano Sonora sin causarle daño alguno, con esto logró que el barco “Guerrero” abandonara el lugar para ponerse a salvo de las bombas del biplano.

El bombardeo llevado a cabo en Topolobampo, Sin., fue el primer bombardeo aéreo en la historia de nuestro país y primero en el mundo, el cual permitió que las plazas de Guaymas y Mazatlán fueran desprotegidas por parte de la marina federal, perdiendo el control que mantenía en ellas, con esto los constitucionalistas tomaron ambos puertos y el control completo de Sonora y Sinaloa.

Después de varias derrotas del Ejército Federal, el 13 de agosto de 1914, el General Álvaro Obregón en representación de Don Venustiano Carranza, firma los Tratados de Teoloyucan, por lo que quedo disuelto el Ejército Federal y entregaron la capital del país en forma pacífica.

Fuentes: GARFIAS MAGAÑA, LUIS, El Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, Tomo I y II, SEDENA, México, 1990.; RUIZ ROMERO, MANUEL, La Aviación Durante la Revolución Mexicana, Edit. Soporte Aeronáutica SA de C.V., México, 1988.; Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México, México, Ed. Porrúa. 1986.; Expediente de personal del Extinto General de División ALBERTO, Salinas Carranza, Acervo Histórico, SEDENA.; Expediente de personal de FEDERICO CERVANTES, Muñoz Cano, Acervo Histórico, SEDENA.; Expediente de personal del Extinto General División P.A. GUSTAVO ADOLFO, Salinas Camiña, Acervo Histórico, SEDENA. cultura.gob.mx.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia