chihuahuense.jpg

MÉDICO CHIHUAHUENSE TRABAJA COMO MISIONERO EN ÁFRICA

El médico chihuahuense Héctor Carrasco Magallanes, de la segunda generación del Instituto Tecnológico de Monterrey, se ha convertido en un ejemplo para los egresados del ITESM, pues luego de tres años de servicio en el estado más pobre de México, Chiapas, actualmente labora como consultor para el Ministerio de Salud de Sierra Leona, uno de los países con las más altas tasas de mortalidad infantil en el mundo.

“Tras vivir 3 años y medio en Chiapas aprendí a ver la medicina como un instrumento para lograr la equidad y la justicia social”, dice el joven doctor quien tiene estudios de posgrado en Harvard y en la Universidad John Hopkins, que le ofreció la beca más prestigiosa de la institución.

Nacido en Delicias y con raíces en el Paso de San Antonio, una comunidad rural del municipio de Manuel Benavides, Carrasco Magallanes comenzó sus estudios de medicina en el Tecnológico de Monterrey Campos Chihuahua, motivado por el parto complicado con preeclampsia con el que su madre le dio la vida.

El joven doctor es el primogénito de la familia Carrasco-Magallanes, cuyo padre, actualmente jubilado, se dedicó a la educación primaria y su madre a las labores del hogar.

Fue el hecho de ser sobreviviente de un parto que se complicó con preeclampsia lo que lo motivó a estudiar medicina.

“Cada vez que mi padre me contaba aquella historia donde el médico Federico de la Rocha en el momento en que ingresaban a mi madre al quirófano le dijo: ‘su esposa y su hijo están en buenas manos, no se preocupe’, me daban escalofríos y anhelaba con algún día poder decir lo mismo a alguna familia sufriendo ante la incertidumbre de la enfermedad”, recuerda.

Tan pronto se presentó la oportunidad, el joven Carrasco, motivado por sus padres, se enlistó a campus Chihuahua del Tec de Monterrey en la carrera de Medico Cirujano. La escuela de medicina al principio resultó un tanto tediosa.

“Los pacientes y las posibilidades de servir no eran mi pan de cada día, pero sí lo era un escritorio y un gran libro de medicina”, señala, por eso buscó la manera de hacer algo.

Tan pronto llegó al campus Monterrey del ITESM, el joven Carrasco organizó brigadas de salud con compañeros de la facultad, en la colonia de Sierra Ventana, una de las zonas marginadas de la metrópoli de Nuevo León.

“Allí alguno de nuestros maestros nos apoyaba para supervisar nuestra consulta en un dispensario médico que solía estar a reventar de medicamentos caducados que en algún momento hubieran podido paliar el sufrimiento o curar a alguna persona de esta marginada colonia”, dice.

Fue en Sierra Ventana donde el joven Carrasco empezó a contextualizar el proceso salud-enfermedad desde una perspectiva de justicia social.

“No se me hacía justo que personas en Sierra Ventana murieran en silencio sin cuidados médicos adecuados, cuando en el Hospital San José Tec de Monterrey personas con más posibilidades económicas eran ingresadas por dolores de cabeza”, critica.

Esto lo llevó a explorar durante las electivas clínicas, otros modelos de atención médica en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y en otras escuelas de medicina como Harvard en Boston, Massachusetts y Baylor en Houston, Texas, sin embargo, ningúno de estos modelos convenció al joven Carrasco.

“Seguía viendo un diferencial en la atención médica entre seguros médicos, nacionalidad, color de piel, idioma, género o solvencia económica”, asienta.

No convencido de que el modelo médico actual fuera el óptimo para proveer servicios de salud a poblaciones vulnerables y marginadas, ya graduado el doctor Carrasco se fue a hacer su servicio social en Chiapas, el estado más pobre de México, según las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval 2012), con una organización internacional afiliada a la universidad de Harvard, llamada Compañeros en Salud (Partners in Health).

Tras el servicio social, Carrasco decidió estar en Chiapas por 3 años y medio más, donde se destacó por cofundar algunos programas de salud comunitaria, entre ellos uno de radio llamado “Cuidando tu Salud”, un programa contra la desnutrición infantil que incluye comedores comunitarios y entrega de gallinas a familias con algún niño desnutrido y el programa de Acompañantes, el cual se perfila para integrarse al estándar de cuidado en México para personas con enfermedades crónicas. Este último emplea mujeres locales para cerrar la brecha entre el sistema de salud y las comunidades mediante visitas domiciliarias, talleres de alimentación, psicoeducación y acompañamiento.

Actualmente, el programa de Acompañantes atiende a más de 600 personas con enfermedades como diabetes, hipertensión y enfermedades mentales y ofrece soporte a sus familias, todo esto con el objetivo de mejorar el entendimiento de la enfermedad y lograr un control clínico óptimo.

Continuando su desarrollo profesional, en aras de preparase mejor para sacar adelante el país, el doctor Carrasco aplicó a programas de maestría en salud pública en Estados Unidos, donde fue aceptado en la Universidad de Harvard y John Hopkins, ésta última le ofreció la beca más prestigiosa de la institución, misma que aceptó.

Actualmente también trabaja como consultor para el Ministerio de Salud de Sierra Leona y Partners In Health en el desarrollo de un currículo de entrenamiento para los más de 15 mil promotores de salud comunitaria que tiene este país. Sierra Leona tiene una de las tasas más altas de mortalidad infantil en el mundo y muy pocos médicos para atender a la población.

Carrasco se visualiza en el futuro colaborando con instituciones públicas en México y el mundo, para ofrecer mejores modelos de atención a la salud a poblaciones que día a día sufren del azote de la enfermedad y no tienen acceso a una atención médica oportuna y de calidad.

Fuente: De la Redacción. elheraldodechihuahua.com.mx. Sábado 2 de julio de 2016.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia