turismo.jpg

Chihuahua en Imagenes

FPSS slide image

Desierto Chihuahuense

Muy cerca del poblado de Coyame, a solo 2 ...

Más...
FPSS slide image

Parral Ruta de Villa

El Museo Francisco Villa ocupa el edificio desde ...

Más...
FPSS slide image

Chihuahua Capital

Museo Casa Chihuahua frente a las Fuentes Danzarinas y al ...

Más...
FPSS slide image

Perlas del Conchos

Ojo de Talamantes, creado por la naturaleza hace ...

Más...
FPSS slide image

Ciudad Juárez

La Catedral dedicada a la Virgen de Guadalupe anexa a ...

Más...
FPSS slide image

Plan de Viaje

El Chepe recorre 650 kilómetros atravesando las Barrancas del Cobre, ...

Más...
FPSS slide image

Casas Grandes-Madera

Zonas arqueológicas como Paquimé y las 40 Casas

Más...
FPSS slide image

Región Barrancas del Cobre

La Cascada de Basaseachi es un salto de agua con ...

Más...
MOTOCICLISTAS BAJAN Y SUBEN EN MOTO LA “BARRANCA DEL COBRE”

Un grupo de diez apasionados motociclistas chihuahuenses, con años de experiencia en rutas sobre motocicletas Enduro, bajaron la Barranca del Cobre, reto único llevado a cabo de esta manera, liderado por Pedro Herrera Orpinel, a quien le gustaría que esta ruta se implementara por parte de la Secretaría de Turismo, como un recorrido único para personas experimentadas en este deporte y que gustan de la adrenalina en hermosos paisajes.

El señor Pedro Herrera, quien tiene 30 años recorriendo rutas en el estado de Chihuahua atravesando la Sierra Tarahumara desde Chihuahua capital, pasando por Creel en Bocoyna, Cerocahui y Reforma en Urique, Guazapares, Chínipas, para pasar el vecino estado de Sonora, en las localidades de Los Tanques en el municipio de Álamos, quería experimentar nuevos retos de lugares que no hubieran explorado.

Estas rutas en el estado, las cuales iniciaron en los años 1984, donde se reunían hasta 65 motociclistas con experiencia que viajaban de otros estados de la república para conocer las maravillas de la Sierra Tarahumara, se suspendieron hace años debido a los altos índices de violencia que imperaban en la entidad.

Hace años que Pedro Herrera y sus amigos retomaron sus apasionantes viajes por la sierra, deporte que disfrutan tanto, ya que por lo menos tres veces al año hacen grandes retos en la entidad y otros estados y por lo menos una vez, un recorrido en moto por municipios cercanos a la capital.

El año pasado el motociclista tuvo la experiencia de bajar en el teleférico de las barrancas, donde se percató que había un camino que llegaba al fondo, por lo que decidió explorar la vereda a pie, ya que le dijeron los vecinos que ni caballos ni personas en bici podían bajar. “El camino está amplio para las motos Enduro, es de 80 centímetros, por lo que decidí intentar el descenso” señaló Pedro Herrera.

Así fue como dio inicio este primer reto, en el cual lo acompañaron un grupo de amigos también amantes de la adrenalina, entre ellos Amador Herrera Polanco, Jorge Campos, Eduardo Almanza alias ‘Calaco’, Pedro Coll, Miguel Portillo, Juan Mares, Rigoberto Sáenz y Héctor Hernández, quienes con incertidumbre por desconocer el camino, bajaron la imponente Barranca del Cobre.

Para este recorrido, el grupo de amigos tuvieron que pedir un permiso ante la Secretaría de Turismo para poder regresar arriba en el teleférico junto con sus motocicletas, si es que no encontraban subida, ya que serían el primer grupo que haría este descenso; pero no fue necesario usar este trasportador, los intrépidos motociclistas subieron y bajaron en sus motos.

Para este reto, los experimentados motociclistas llevaron motocicletas con cilindradas 250 y 450 para mayor maniobrabilidad en las estrechas veredas, hechas por los mismos indígenas tarahumaras, y tener acceso a una comunidad de apenas cuatro casas, que está al fondo de la Barranca del Cobre.

El descenso comenzó en el Hotel Divisadero Barrancas, donde los primeros 7 kilómetros fueron fáciles y divertidos para los experimentados deportistas, ya que el camino era plano y sin piedras; pero como el recorrido fue avanzado cada vez más al fondo del barranco, el camino comenzó a ser más accidentado, debido a las lluvias que recientemente han caído en la sierra y por acción del agua se ha descompuesto; por ello 18 zetas en la ruta tuvieron que ser recorridas con mucho cuidado debido a su inclinación.

Debido a la amplia experiencia de los amigos, el reto, aunque pesado por el intenso calor y cargado de adrenalina, fue todo un éxito, sin accidentes serios que contar, a excepción de un pequeño accidente que le ocurrió a Juan Carlos Mares, quien debido a la gran pendiente se fue de frente al momento de frenar, pero solamente quedó en un susto, ya que rápidamente se incorporó y volvió al camino.

Para hacer este descenso, los motociclistas recomiendan llevar suficiente agua, ya que cada uno en promedio llevaba 3 litros de agua, los cuales sólo alcanzaron para abastecerse en el descenso y ya estando en el fondo señalaron que encontraron agua sucia, pero debido a la sed que tenían tuvieron que tomar de ahí, además de meterse a un pozo a refrescarse, mojar los cascos y ropa, y bajar la temperatura.

Al menos cinco niños indígenas de la comunidad que se encuentra al fondo de la barranca, se acercaron a observar a los motociclistas, sorprendidos ante la novedad de los visitantes, quienes les compartieron de sus alimentos, entre ellos carne seca que llevaban desde la capital, dulces y granola.

Para el ascenso, el grupo no encontraba el camino que los llevara rumbo al teleférico, pero los niños les dieron un ‘norte’ y así emprendieron su reto de regreso a la cima. Alrededor de 400 metros de camino después, se encontraron con un arroyo con el agua clara y unas parcelas donde la gente siembra maíz, ahí cargaron agua y partieron a un lugar llamado La Escuelita.

El ascenso fue diferente en cuanto a la vegetación, ya que para bajar la vereda era por paisajes más desérticos, pero sin perder la imponencia y belleza de la Barranca del Cobre; sin embargo el ascenso fue descrito como boscoso, con mucho encino y en mejores condiciones que el descenso. En total hicieron tres horas y media para bajar en sus motocicletas y cuatros horas para subir, en un reto de 19 kilómetros de recorrido, experiencia única que llena de mucho orgullos a estos motociclistas, por ser los primeros en explorarla de esta manera.

Entre las recomendaciones que hacen a los motociclistas que quieran hacer este reto, a quienes les pueden proporcionar la ruta que ellos siguieron para bajar y subir, están el llevar suficiente agua, motocicletas con llantas nuevas, suficientes sogas, dos poleas y el equipo completo de motociclistas, así como herramienta, radios de comunicación, aunque en la mayoría del recorrido hay señal para el celular, pero para así estar siempre en contento con los que están afuera.

Las Barrancas del Cobre, localizadas al noroeste del estado de Chihuahua, en el municipio de Urique, según el portal visitmexico.com tienen una extensión de 59 mil 545 kilómetros y son más largas y profundas que las del Gran Cañón de Arizona y han sido hogar de los indígenas tarahumaras durante siglos.

Fuente: Indira Ruiz. Elheraldodechihuahua.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia