chihuahuense.jpg

DISEÑAN AUTOS DE CARRERA: LOS INGENIEROS DEL ITC VAN QUE VUELAN

Cada año, los estudiantes de ingeniería del Instituto Tecnológico de Chihuahua compiten en la serie Fórmula SAE, donde deben diseñar, construir y probar el rendimiento de un pequeño auto de carreras prototipo. Este año, el equipo ascendió ocho lugares en el ranking y obtuvo el tercer lugar en la categoría de Costo del prototipo.

Durante 20 años, una empresa manufacturera automotriz ha invitado a los estudiantes de ingeniería del Instituto Tecnológico de Chihuahua (ITC) a crear el concepto, el diseño, la ingeniería y la construcción de un automóvil monoplaza de carreras de alto rendimiento estilo Fórmula, esencialmente para crear un prototipo de producción. Con un presupuesto de sólo 25,000 dólares para producirlo, los estudiantes deben correr el auto en una pista para someterlo a rigurosas pruebas de rendimiento y de tiempo,además de competir contra decenas de otros equipos de todo el mundo.

En el 2016, el ITC ganó el tercer lugar por el costo final de su prototipo (llegando a los tres primeros lugares en cualquier categoría de la Fórmula SAE por primera vez en la historia de la escuela). También logró el lugar 47 general, ocho lugares más arriba que su posición del 2015. El equipo de la escuela terminó por encima de casi dos docenas de equipos universitarios de todo el mundo, incluyendo escuelas de Canadá, India, Corea del sur y Estados Unidos.

La SAE es una prestigiosa competencia de diseño e ingeniería organizada por SAE International que enfrenta a algunos de los estudiantes universitarios técnicos y de postgrado más brillantes en pro de la educación y de una competencia amistosa. El programa ofrece a jóvenes ingenieros la oportunidad de reforzar sus habilidades de diseño y de gestión de proyectos, aplicando sus conocimientos teóricos al mundo real de las carreras de autos. Es una gran oportunidad para demostrar su valía en un entorno de alta velocidad y precisión.

La escuela comenzó a competir en concursos de SAE International en 1986 en un evento "Mini Baja" con un auto prototipo diseñado para soportar una variedad de terrenos irregulares. El ITC tuvo una racha de éxitos en el Mini Baja en la siguiente década, alcanzando el primer lugar general en 1995. A raíz de esta victoria, SAE invitó a Panteras Racing (llamados así en honor de la mascota de la escuela) a participar en Formula SAE en 1996. Desde entonces, el ITC ha seguido participando, siendo uno de los tres únicos contingentes universitarios que calificaron para la competencia en el 2015.

Después de varios meses de planificación y producción, el equipo del ITC presentó su auto y se preparó para probar su rendimiento en Lincoln, Nebraska. Después del diseño final y la presentación de marketing, los jueces otorgaron buenas calificacionesal vehículo en estética, ergonomía, durabilidad y facilidad de fabricación. En la pista, el coche mostró buena aceleración, tuvo un frenado eficiente y mostró un buen desempeño en la pista de derrape (que prueba el radio de giro y la resistencia de aceleración lateral), así como en las pruebas cronometradas de autocross.

La serie SAE establece los pasos prácticos y creativos que permiten a los jóvenes ingenieros emergentes poner en práctica sus habilidades de resolución de problemas. La serie también está diseñada para permitir que los estudiantes apliquen un pensamiento estratégico en investigación, diseño, manufactura, realización de pruebas, desarrollo, marketing, gestión, trabajo en equipo y hasta en el área de patrocinios. Con un sólido conjunto de victorias en su haber, el equipo del ITC ya espera con entusiasmo las próximas competencias de SAE en busca del primer lugar.

Fuente: mexico.mx. Instituto Tecnológico de Chihuahua.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia