historia.jpg

IGNACIO MAYA

 

GENERAL IGNACIO MAYA (18?? – 1914)

Fue originario de la ciudad de Iguala, Guerrero, pero fue criado en la hacienda de San Juan Chinameca y en este poblado se incorporó a las fuerzas revolucionarias zapatistas que defendían el Plan de San Luis.

Ignacio Maya, se distinguió por su valor y por su gran resolución al combatir a las fuerzas federales y es ascendido a General por Emiliano Zapata el 16 de marzo de 1914 en Tixtla, Guerrero.

Ignacio Maya, se distinguió por su valor y por su gran resolución al combatir a las fuerzas federales y es ascendido.

Ignacio Maya, fue un hombre muy retraído, pero en los momentos de lucha siempre supo afrontar todos los peligros. Emiliano Zapata confió en la seguridad que le proporcionó Ignacio Maya. Combatió en las filas del Ejército Libertador del Sur, en los Estados de Morelos, Guerrero y Puebla y tuvo su fin en las primeras horas del día 13 de agosto de 1914, cuando las fuerzas federales al mando del Gral. Pedro Ojeda, sitiadas en Cuernavaca, desde el 1o. de junio de ese año, habían roto el sitio. La enorme columna de soldados federales que salieron de la ciudad y marcharon por el barrio de Chipitlán, saliendo en dirección a Temixco. Esta salida fue desastrosa para el ejército federal, pues la columna federal caminó dentro de las líneas zapatistas que hacían fuego cerrado y lograron pasar por Acatlipa, Xochitepec, Coatetelco y Miacatlán, sin que los combates disminuyeran. En los llanos de Alpuyeca, en el lugar denominado "la magueyera", los Generales Ignacio Maya y Bonifacio García, trataron de cortar la columna y apresar al Gral. Pedro Ojeda y se les vino encima una carga de caballería, siendo arrollados por la fuerza federal.

Ignacio Maya, fue mortalmente herido y murió a las tres de la tarde del 14 de agosto de 1914.

El 12 de agosto Emiliano Zapata había establecido su cuartel general en Yautepec, para dirigir el ataque final sobre Cuernavaca, y esa noche a varios de sus lugartenientes les dijo que: sabía que el Gral. Pedro Ojeda habla decidido evacuar la plaza esa misma noche y le dijo a Ignacio Maya "tú, Maya, sal inmediatamente con tu gente, veremos si con Ojeda, son 4 los Generales que me traes vivos". Maya tomó el camino de Cuernavaca y dispuso que los demás jefes marcharan a atacar la desmoralizada columna de Ojeda, unos por los flancos y otros por la retaguardia. Zapata se situaría en un punto para cercar a Cuernavaca. Todos cumplieron las instrucciones y el Gral. Pedro Ojeda inició su trágica retirada.

Ignacio Maya hasta entonces invencible, logró localizar a Pedro Ojeda y se arrojó entre la atemorizada tropa federal, tratando de cogerlo personalmente, como lo había hecho con los generales Benítez, Cartón y Maldonado, pero un oficial del Estado Mayor de Pedro Ojeda descargó sobre Ignacio Maya su revólver.

En este hecho de armas, perdieron la vida 3 connotados jefes del ejército libertador: Francisco Pliego, Bonifacio García e Ignacio Maya.

Los restos mortales de Ignacio Maya, fueron trasladados a Tlaltizapán y descansaban en el mausoleo que Emiliano Zapata mandó construir, hasta que la furia de los soldados de Pablo González profanaron las tumbas de los principales jefes revolucionarios.

Fuente: Valentín López González. Los Compañeros de Zapata. Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos. México, 1980, p. 138-140.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia