chihuahuense.jpg

EL BOOM DE LA UVA CHIHUAHUENSE

Las primeras vides en Chihuahua fueron plantadas por manos jesuitas en Delicias, Paso del Norte y Parral, durante el siglo XVII.

El panorama vinícola en Chihuahua es cada vez más amplio. La calidad de su tierra, sus diferentes alturas y microclimas son terrero fértil para la creación de caldos de talla internacional. En los últimos 15 años se fundaron igual número de bodegas, que hoy producen más de 20 etiquetas.

“En los años 70 se producía uva de mesa y para brandy. Gastone Guglielmina fue un impulsor de la creación de vinos en la región. En Delicias nacen tres casas: Valtierra, Chávez y Reyes Mota”, comenta Armando Reyes, propietario de la bodega boutique Reyes Mota que heredó de su padre.

Esto lo refuerza Rodolfo Gerschman en su libro Catadores del Vino Mexicano 2016-2017, al señalar que Pinesque lleva 15 años elaborando vinos artesanales y sus propietarios son las familias Pinocely-Equer, Ramos Fernández y Guglielmina, que producen tres etiquetas: Bárbaro, Expresiones de Chihuahua y 5 de Pinesque.

La de Armando Reyes es una historia ligada al terruño que, a través de sus vinos, homenajea a su familia. Acompañado de su padre pasó amaneceres y atardeceres oliendo viñas y caminando por sus veredas. En 2011 decide convertirse en el enólogo de su propia bodega y funda su vinícola.

Francisca, Norberta, Adela y Ramona son nombres de sus antepasados y en su honor bautizó dos tintos y dos rosados. El caldo inspirado en su padre es un monovarietal de syrah que se llama Unotinto, porque fue el primero que hizo.

“La calidad de la uva de la región es diversa. He vivificado en muchas zonas de Chihuahua y factores como el frío, el calor y el viento le dan características particulares a los sabores de la uva, que se refleja en vinos complejos”, refiere.

El clima varía enormemente dependiendo de la altitud; la máxima es de 2 mil 800 metros. Tienen lluvias escasas. Los suelos son arcillosos y gravosos. Delicias y Jiménez son las zonas más cálidas, donde se producen caldos más oxidados.

“Es innegable que el fruto captura su entorno. Lo importante es volverlo una fortaleza”, asegura sobre su siguiente propuesta, un tinto con toques de quelite. La planta crece cerca de las vides y con la lluvia éstas se impregnan de su aroma. Se llama Análogo, es una mezcla de malbec, merlot y syrah. Se añeja durante 13 meses en barrica y las notas de cata refieren frutos maduros, café y chocolate. Sale a la venta a finales de año.

Para posicionarlo dentro de un mercado conocedor, este vino sólo se distribuye a restaurantes. En la Ciudad de México se encuentra en lugares como Casa Francia, Casa de Italia, Barro Negro, Limoneros y Mercaderes.

PIONEROS Y GANADORES

Las primeras vides en Chihuahua fueron plantadas por manos jesuitas en Delicias, Paso del Norte y Parral, durante el siglo XVII.

La Hacienda Encinillas es el primer lugar donde se comienza con la producción de vino en la región; hoy es la bodega más importante y grande del estado con siete etiquetas. Sus productos han ganado premios como la Medalla de Plata en Bruselas, en el Concurso Mundial, y la Medalla de Bronce en el concurso Challenge International Du Vin.

La Hacienda Bustillos casa de Vino Tinto de Altura produce cinco etiquetas y es famosa porque en sus tierras coincidieron Pancho Villa y Francisco I. Madero durante la Revolución Mexicana.

En la Sierra Tarahumara también se produce vino en el Hotel Misión Cerocahui, aunque sólo es para consumo interno.

Vinícolas consolidadas por su calidad como Torres Alegre y Monte Xanic han comenzado a expandir sus horizontes a estas tierras.

CEPAS MÁS SEMBRADAS EN LA REGIÓN

Cabernet Sauvignon

Cabernet Franc

Chardonnay Merlot

Shiraz Cabernet Franc

Petit Verdot Tempranillo Malbec

Fuente: Articulo autoría de Lizbeth Hernández. elfinanciero.com.mx.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia