chihuahuense.jpg

CIENTÍFICOS MEXICANOS Y ALEMANES PRESENTAN NUEVA ESPECIE Y GÉNERO DE REPTIL MARINO

Científicos mexicanos del Museo del Desierto (Mude) e investigadores alemanes presentaron un nuevo género y especie de reptil marino llamado Mauriciosaurus fernandezi, plesiosaurio descubierto en Vallecillo, Nuevo León, en 2011.

“Se descubrió en septiembre de 2011 en Valecillo, Nuevo León, es un reptil marino que se ha venido describiendo y trabajando desde entonces, lo donó el ingeniero Mauricio Fernández, alcalde del municipio de San Pedro Garza García, en la Zona Metropolitana de Monterrey, Nuevo León. Actualmente se dio a conocer y se nombró en honor a él, por haber donado y facilitado este y varios especímenes de Vallecillo. Se llama Mauriciosaurus fernandezi”, explicó el maestro en ciencias Héctor Rivera Sylva, jefe e investigador del Departamento de Paleontología del Mude.

De acuerdo con los investigadores, la diferencia entre un reptil marino y un dinosaurio radica en que un reptil marino tiene las aletas propiamente horizontales al cuerpo y un dinosaurio las extremidades las tiene verticales al cuerpo, eso es lo que distingue un reptil de un dinosaurio.

Los plesiosaurios son reptiles marinos que se caracterizaron por un cuerpo en forma de barril, con cola corta y cuatro aletas. En el espécimen de Vallecillo, esto se distingue con claridad, ya que expone un aspecto ventral del animal, con un tamaño de 1.9 metros y una envergadura en las aletas de 1.15 metros, es un ejemplar relativamente pequeño, ya que otras especies de plesiosaurios alcanzaban más de 10 metros y hasta 15 metros.

Un afortunado hallazgo

“Tuvimos una suerte enorme, tenemos el plesiosaurio más completo del mundo, con la preservación de su piel y muchas partes blandas, es muy impresionante y, por primera vez en el mundo, podemos describir las escamas de un plesiosaurio, es algo muy especial y único en el mundo”, destacó el doctor Eberhard Frey, del Museo de Historia Natural de Karlsruhe, en Alemania.

Este plesiosaurio polycotílido vivió en la época del Cretácico Tardío hace 90 millones de años, se conforma por un esqueleto completamente articulado en 28 piezas de roca, que muestra una extensa preservación de tejidos blandos, algo nunca visto hasta esta fecha. Estas evidencias atípicas lo convierten en uno de los plesiosaurios mejor preservados de México y uno de los más completos en el mundo.

De acuerdo con el maestro en ciencias Rivera Sylva, las características craneales de estos restos permitieron determinar que se trata de un nuevo género de reptil marino.

“Cuando se vieron las características craneales del animal, se observó que tenía un hueso con diferencias craneales a los otros ‘primos’ que hubiera tenido, por eso era un nuevo género”, señaló el investigador.

El paleontólogo Rivera Sylva destacó la presencia de tejido blando como un descubrimiento de gran importancia desde el aspecto científico, que permite comprobar las similitudes en la manera que nadaba el Mauriciosaurus fernandezi con las tortugas marinas.

“Otra característica que no lo hace único en el género pero si único en el mundo es que tiene tejido blando, la piel todavía está preservada y eso lo hace un espécimen único en el mundo. Este tipo de plesiosaurio tenía cierta estructura en la cola, en los brazos, en las aletas, pero ya con este espécimen uno se puede dar cuenta que era muy similar a las tortugas”, enfatizó el paleontólogo del Mude.

Este hallazgo se publicó en el número de febrero de este año del Boletín de la Sociedad Geológica de México.

El doctor Frey comentó que gracias a este descubrimiento pueden conocer más el contexto en que se desarrolló este reptil marino e investigar aspectos como su similitud con las tortugas marinas y su velocidad al nadar.

“Se parece mucho a una tortuga marina, una idea muy especulativa es que pensamos que este tipo de plesiosaurio puede nadar mucho más rápido que los otros y queremos confirmarlo. Es algo impresionante de verdad, porque no hay ningún plesiosaurio en el mundo que preserve todo el contorno del cuerpo, incluida la cola”, indicó el científico alemán.

El Mauriciosaurus fernandezi estará en exhibición en el Papalote Museo del Niño-Monterrey dentro de un par de meses. El maestro en ciencias Rivera Sylva agregó que continuarán trabajando en la cuenca de Vallecillo, Nuevo León, que potencialmente proporcionará nuevos hallazgos importantes.

“Sobre la misma cantera de Vallecillo, hay varios animales que pueden o que han sido nuevos para la ciencia y que va a haber muchos más como lo son tiburones, reptiles marinos, peces y otros especímenes, algunos que podrían ser nuevos géneros”.

Dentro del equipo científico que realizó el estudio del Mauriciosaurus fernandezi se encuentran el doctor Wolfgang Stinnesbeck, de la Universidad de Heidelberg, el doctor Eberhard Frey, del Museo de Historia Natural de Karlsruhe, en Alemania, Erik Mulder, del Museo de Historia Natural Twente, en Holanda, y los maestros Arturo González, Héctor Rivera Sylva y José Manuel Padilla, del Mude en México.

Contacto:

•Museo del Desierto de Coahuila (Mude)

conacyt icon 1610www.museodeldesierto.org

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Tel: 201 (844) 986 9000 extensión 107

•M. en C. Héctor Rivera Sylva

Jefe del Departamento de Paleontología del Mude

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Tel: 201 (844) 986 9000 extensión 118

Fuente: Articulo autoría de Felipe Sánchez Banda. Agencia Informativa Conacyt.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia