historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
INFORME RENDIDO POR EL GRAL. VICENTE DÁVILA A DON VENUSTIANO CARRANZA

 

Informe rendido por el Gral. Vicente Dávila, Gobernador y Comandante Militar del Estado de San Luis Potosí, a don Venustiano Carranza, sobre su gestión administrativa comprendida del 1o. de octubre al 26 de diciembre de 1915. [F9-37-VII. A.I.F.]

Informe que rinde el C. General Vicente Dávila, Gobernador Provisional y Comandante Militar del Estado, al C. Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, encargado del Poder Ejecutivo de la Nación, de su gestión administrativa del 1o. de octubre a la fecha.

San Luis Potosí, diciembre 26 de 1915.

Un sello al margen izquierdo que dice: Gobierno del Estado Libre y Soberano. San Luis Potosí.

Aprovecho la circunstancia que se me presenta de la estancia de usted en esta ciudad, para rendirle un informe somero de mi gestión administrativa durante el corto período que he tenido el alto honor de estar al frente provisionalmente del Gobierno y Comandancia Militar de este Estado.

Para mayor claridad de este informe lo clasificaré en secciones, de cada una de las cuales iré indicando lo que el Gobierno de mi cargo ha hecho en cada una de ellas.

GOBERNACIÓN

Con fecha 5 de octubre del corriente año me hice cargo, por nombramiento que esa Primera Jefatura tuvo a bien hacer recaer en mi favor, del Gobierno y Comandancia Militar de este Estado y sin que esto signifique un reproche para mi predecesor, dado el corto tiempo que permaneció en el Gobierno debo manifestar a usted que la administración se encontraba en completa desorganización.

La dificultad más seria con que tropecé en mi labor al hacerme cargo de este Gobierno fue la falta de conocimiento de las personas que podían ayudarme en la administración; y aunque había establecido en esta ciudad desde el tiempo del Sr. General Gavira una comisión denominada "Comité de Salud Pública", encargada de informar al Gobierno del Estado acerca de los antecedentes políticos de las personas que se propusieran al Gobierno para ocupar puestos públicos, pude convencerme muy pronto de que algunos de los individuos que formaban dicha junta eran de antecedentes políticos dudosos y que la mayoría se guiaba por pasiones más que por el interés del Estado. Por tal motivo disolví el Comité de Salud Pública, con el propósito de restablecerlo más tarde con mejores elementos y me atuve mientras tanto para la designación de las personas que habían de colaborar conmigo en el Gobierno a los informes ministrados por personas de buen criterio, bien intencionadas y conocedoras del medio.

Con algunas dificultades por las razones antes dichas, he venido seleccionando el personal que forma la administración pública del Estado, procurando en los casos en que he tenido que sustituir empleados que han sido retirados por su falta de aptitudes o por sus malos antecedentes políticos, así como en el nombramiento de personas que han venido ocupando puestos vacantes, no tomar en cuenta para nada las recomendaciones sino sólo la capacidad, la honradez y la identificación de esas personas con la causa revolucionaria.

CONCEJOS MUNICIPALES

Al hacerme cargo del Gobierno del Estado, los Concejos Municipales de las poblaciones dominadas por nuestras fuerzas habían sido integrados por personas designadas por medio de plebiscitos. Pero en todas ellas faltaban autoridades judiciales y en gran número empleados de rentas, por lo que creí necesario nombrar una comisión formada de tres personas que recorriera los diferentes municipios del Estado con el objeto de conseguir que en cada lugar quedara completo el personal administrativo, al mismo tiempo que con el de informar detalladamente a este Gobierno de las condiciones políticas de las Municipalidades, antecedentes de las personas que integran la Administración Pública y de la condición de las clases trabajadoras. El resultado de los trabajos de esta comisión ha sido satisfactorio.

Los Municipios que ha visitado cuentan ahora con el personal necesario a su administración y los informes que ha rendido al Gobierno han servido a éste para darse cuenta exacta de las condiciones de cada lugar y de las necesidades del mismo y en vista de ellos he dictado disposiciones encaminadas a mejorar la administración pública en los Municipios, procurando su descentralización a medida que las circunstancias lo han venido permitiendo, tanto en el sentido económico como en el político.

En el orden político los Concejos Municipales, conforme a la constitución política del Estado no tienen facultades para resolver todas las cuestiones de carácter Municipal por lo que el Gobierno del Estado tiene en estudio la reforma de la Constitución en el sentido de dejar a los Municipios toda la libertad necesaria a fin de que, de acuerdo con la tendencia del Gobierno Constitucionalista, lleguen a constituir una entidad verdaderamente independiente.

En el orden económico la sujeción de los Municipios al Estado es completa pues apenas si les deja el Estado las rentas necesarias para el pago de la policía, alumbrado y algunos otros pequeños gastos. Para corregir esta deficiencia tiene en estudio el Gobierno una reforma al sistema rentístico encaminada a dejar a los Municipios las rentas que les corresponden, con el objeto de que puedan atender a sus necesidades, dándoles libertad económica sin la cual no podrían tener libertad política.

REGISTRO CIVIL

El servicio de los juzgados del Registro Civil, ha funcionado con toda regularidad en toda la comprensión del territorio del Estado, y con objeto de mejorar dicho servicio, publiqué el Decreto de fecha 9 de octubre, por el que se reforman algunos artículos de la Ley del Estado Civil, y se pone este servicio que antes estaba bajo la inspección de los Ayuntamientos, bajo la directa del Estado. El decreto a que me refiero obra en los anexos bajo el No. 3.

Consecuente con la reforma anterior, con fecha 8 de los corrientes publiqué otro decreto por el cual pongo los panteones que pertenecían a los Ayuntamientos, bajo la Inspección del Estado, y en esa virtud los productos que antes percibían los Ayuntamientos por el Ramo de Registro Civil, en lo sucesivo ingresarán al erario del Estado, para con esas rentas poderse atender debidamente el Registro Civil e introducir en los panteones las reformas y mejoras que urgentemente necesitan (Anexo No. 4).

JUSTICIA

Una de las primeras medidas que tomé al hacerme cargo del Gobierno del Estado, fue la de organizar el ramo de Justicia y al efecto expedí las Leyes necesarias relativas.

Desde el mes de octubre están funcionando en esta Capital los Jueces del Ramo Civil, Penal y Jueces Menores y a la fecha en casi todas las fracciones del Estado están fungiendo alcaldes populares y Jueces auxiliares, habiendo tenido siempre el buen cuidado de escoger el mejor personal posible, tanto por sus conocimientos en la ciencia del Derecho como por sus virtudes cívicas.

REFORMAS AL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS CIVILES

Ante la imposibilidad de poner en vigencia Códigos nuevos, tan nuevos como lo demanda la Revolución, me he limitado a introducir las reformas más apremiantes, y al efecto he expedido un decreto modificando la sección segunda, capítulo primero, título segundo del Código de Procedimientos Civiles que trata de los juicios de desocupación.

REFORMAS AL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES

Como estoy convencido de que para tener buena administración de Justicia, es preciso que el juicio de responsabilidad de los funcionarios judiciales sea una verdad efectiva, con este fin he reformado los capítulos octavo, noveno y décimo, título décimo del código de Procedimientos Penales que tratan de los juicios de responsabilidad de los diferentes funcionarios judiciales, estableciendo en las reformas que se introducen, una substanciación breve y en armonía con las leves fundamentales existentes.

REFORMAS AL CÓDIGO PENAL

Tengo en estudio las reformas de los capítulos cuarto, quinto y sexto del título undécimo del Código Penal, que tratan de las penas que deben imponerse a los Funcionarios Públicos cuando delincan, especialmente a los que administran justicia, en cuyas reformas quedan previstos varios delitos que hasta el presente habían quedado impunes por falta de disposiciones legislativas.

INSTRUCCIÓN PÚBLICA

Instituto Científico y Literario

Siendo este Establecimiento uno de los más importantes del Estado por lo que se refiere a Instrucción Secundaria, puesto que en él se estudian casi todas las carreras, y con el objeto de mejorar esta Institución, nombré una Junta Consultiva para que revise la Ley de Instrucción Secundaria vigente, habiendo adoptado entre otras reformas, las siguientes: se ha reducido a tres años el estudio de la Lengua Española; se ha implantado la cátedra de Sociología, asignatura muy importante en la actualidad y cuyos conocimientos es necesario difundir, procurándose este estudio en las carreras profesionales por el hecho de revestir éstas un carácter netamente práctico.

Por lo que toca a la parte administrativa, y para mejorar los servicios, además de las cantidades presupuestadas, se han proporcionado algunas sumas, siendo una de ellas la que especialmente se destinará a la construcción de un anfiteatro en el Hospital Civil para que los jóvenes practicantes de medicina, hagan sus estudios de anatomía y de cirugía.

Biblioteca de la Dirección del Instituto

Con el objeto de dotar a este establecimiento de un buen número de obras selectas que tratan sobre las diferentes ramas de la Ingeniería, adquirí y obsequié a éste la que perteneció al Sr. Ingeniero Francisco Gándara.

INSTRUCCIÓN PRIMARIA ELEMENTAL

Por virtud de ser este ramo uno de los más principales en la instrucción primaria, he procurado atenderlo de una manera muy especial, y al efecto he nombrado un Cuerpo de Inspectores Escolares para que practiquen minuciosas visitas en todos los Establecimientos Educativos de esta Capital así como en los de los Municipios.

Nombré directores para las Escuelas de Tancanhuitz y de Tamázunchale y he distribuido en aquella región el material escolar necesario, por valor de $ 8,000.00.

He nombrado además un Inspector Médico con el objeto de que inspeccione todas las Escuelas y dé a los Maestros de éstas las instrucciones necesarias a fin de prevenir el desarrollo de enfermedades contagiosas en los niños.

A los Colegios Particulares mandados clausurar por mi predecesor, les he permitido su reapertura, con la sola condición de que su sistema de enseñanza, lo adapten al seguido por la Escuela Laica.

Estoy revisando la Ley de Instrucción Primaria y para el próximo año escolar en que se pondrá en vigencia, pienso introducir varias reformas, por las cuales se cambiará el Programa General de Estudios, adoptando entre otras, las siguientes:

Primero. -Aumento de sueldo a los Profesores, de Instrucción primaria, tanto para tener buen personal cuanto para que viéndose bien remunerados, atiendan con eficacia su delicada misión.

Segundo. -Fusión de las Escuelas Normales de Profesores y Profesoras en una sola mixta, y bajo una misma dirección, con el fin de que las economías obtenidas por la supresión de su personal administrativo, redunden en provecho de la Administración de un solo establecimiento.

Tercero. -Suprimiré las pensiones que en la actualidad se tienen concedidas en el Instituto Científico, en las carreras profesionales, con objeto de que estas pensiones vacantes, se concedan a los alumnos de las Escuelas Normales para estimular a los jóvenes que abrazan la carrera del magisterio.

Cuarto. -Una reforma completa de todos los edificios escolares, especialmente los ubicados en esta Capital.

Quinto. -Para tener el material escolar necesario en la Proveeduría y a fin de poder dotar suficientemente a todas las escuelas del Estado, hice un pedido de este material a los Estados Unidos el cual arroja la suma de ochenta mil pesos.

FOMENTO

Una de las miras principales de mi gobierno, ha sido la de que a la mayor brevedad posible se pongan en actividad la minería, la agricultura, el comercio y la industria; y con ese fin, no he escatimado medio alguno para proporcionar a los capitalistas que se dedican a estos ramos, toda clase de garantías y facilidades para el fin indicado, habiendo dispuesto además, que todas las fábricas de alcohol y vino mexcal clausuradas por mi predecesor, reanuden sus trabajos.

CONSEJO DE GUERRA Y JUZGADO INSTRUCTOR MILITAR

Como al hacerme cargo del Gobierno, ni siquiera estaban establecidos el Juzgado Instructor Militar ni el Consejo de Guerra, hice gestiones por conducto de la Secretaría de Guerra para que se establecieran estos servicios, y no tan sólo, sino que publiqué en el Estado (porque no lo había sido) el decreto No. 13 expedido por Ud., en Hermosillo el veintisiete de noviembre de mil novecientos trece, que trata de la organización de justicia del Ejército Constitucionalista. Y desde el día nueve de octubre está prestando servicios muy eficaces el Juzgado Instructor Militar, pues ha tramitado varias causas de reos civiles y militares que tenían mucho tiempo de estar recluidos en la prisión sin saberse siquiera la causa que justificara la detención de ellos, muchos de los cuales han sido puestos en libertad después de aclarada su inocencia.

HACIENDA

En cuanto a este ramo, muy a mi pesar manifiesto a Ud., que al hacerme cargo del Gobierno me encontré con que sobre el erario del Estado pesa la exorbitante deuda que clasificaré de la manera siguiente:

Deuda Exterior

Empréstito de Londres, por servicios que se han dejado de cubrir monta a la suma de 37,350 libras esterlinas, a razón de setenta y cuatro pesos por libra vienen a ser cuatro millones ciento siete mil novecientos pesos.

Por la comisión al Banco Nacional, por venta de billetes del 15% adicional, afectos al pago de este empréstito, la cantidad de siete mil quinientos pesos, haciendo un total la deuda exterior de cuatro millones ciento quince mil cuatrocientos pesos.

Deuda Interior

Por depósitos especiales, préstamos de particulares y de los Bancos Nacional de México y de San Luis, deslinde, fraccionamiento y enajenación de ejidos y emisión de papel moneda fraccionaria hecha por mi predecesor, dos millones veintitrés mil pesos, haciendo un total ambas deudas de seis millones ciento treinta y ocho mil cuatrocientos pesos.

Administración principal de rentas

Al hacerme cargo del Gobierno encontré en Caja la existencia de sesenta y siete mil pesos, y en la actualidad, después de ser cubiertos todos los egresos, hay la cantidad de sesenta y ocho mil pesos, que unidos a treinta y tres mil pesos que se han invertido en compra de maíz para proveer a los pobres, hace un total de ciento un mil pesos.

Como se ve, los ingresos han tenido un notable aumento pues el erario del Estado ha cedido al Ayuntamiento de esta Capital, la cantidad de quince mil pesos por ingresos correspondientes a degüello y patente de cantinas como renta mensual.

Este ramo de Hacienda que es uno de los más importantes, y que por lo tanto requiere especial atención, he puesto al frente de él, a competente hacendista con el objeto de modificar los impuestos, introducir la más estricta economía en los gastos y publicar Leyes relativas a fin de poder de esta manera ir amortizando las deudas a que antes he hecho mención.

FINCAS INTERVENIDAS

Con el objeto de dilucidar y hacer las averiguaciones respectivas acerca de las fincas intervenidas en el Estado, he tenido que decretar con fecha diecinueve de noviembre, la creación de una junta denominada "Junta Dictaminadora" para devolver todas las que de una manera injustificada están intervenidas; la dicha junta está compuesta por un Presidente, cuatro vocales y un Secretario encargado exclusivamente de tramitar las solicitudes de desintervención.

CATASTRO DEL ESTADO

Para establecer un buen sistema rentístico, organicé el Catastro del Estado, con el fin de que se valoricen debidamente las propiedades territorial y urbana para que los impuestos fiscales sean pagados teniendo como base el justo valor de estas propiedades. Con fecha quince de octubre quedó instalada la Junta Inspectora y sucesivamente se han ido instalando en los diferentes Municipios las Juntas Calificadoras, de tal manera que en la actualidad están funcionando treinta de ellas, faltando solamente por instalarse veinticuatro.

Este establecimiento del Catastro ha dado magníficos resultados, pues solamente ante la junta Calificadora del Municipio de esta Capital, se han hecho las siguientes manifestaciones:

De fincas urbanas ............... 1.555

De fincas rústicas ................... 199

De semovientes ......................... 9

De Fábricas e Industrias ............ 2

De giros mercantes ................ 161

Total de manifestaciones ..... 1.942

De las manifestaciones presentadas ante las Juntas Calificadoras de los Municipios Foráneos, no rindo a Ud. informe por no haber recibido los datos estadísticos.

GUERRA

Definida la campaña del Norte del País con los triunfos de "Icamole" y "Paredón", en cuyos combates tomaron parte muy activa las fuerzas de la Brigada "Maclovio Herrera", que es a mi mando, reconcentré mi gente en Monterrey para alistarme en una nueva campaña que tenía proyectada contra los Carreristas en las cercanías de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí, la cual no llevé a efecto por haber recibido órdenes de salir violentamente a esta Capital. Con mi brigada hice el viaje por ferrocarril habiendo llegado a ésta el día último de septiembre. El primero de octubre y con todas las formalidades de Ley, me hice cargo del Gobierno y de la Comandancia Militar del Estado habiéndole recibido al C. General Gabriel Gavira.

La situación que reinaba al recibir, era bajo cualquier concepto delicada, pues la mayor parte de las plazas del Estado, se encontraban amagadas y algunas en poder del enemigo, tales como el partido de "Ciudad del Maíz" y su cabecera, el Partido de Rioverde, el Partido de Hidalgo, el Pueblo de San Ciro y algunas Haciendas. Los elementos con que conté desde un principio, han sido las fuerzas de mi mando y las del Sr. General Lárraga, quien por disposición de esa Superioridad opera ahora en la Huasteca Potosina, pues las fuerzas del General Gavira salieron del Estado rumbo a Sonora con fecha 3 del mismo octubre.

Mi gente había llegado en condiciones poco favorables a consecuencia de las constantes luchas que habían sostenido. Venía escasa de toda clase de pertrechos y reducida al número de mil doscientos hombres, de los cuales únicamente estaban aptos para todo servicio las dos terceras partes que era la gente que venía armada; en estas condiciones y por las circunstancias en que se encontraba el Estado, la distribuí conforme la Constitución política del mismo como sigue: el partido de Santa María del Río se lo encomendé al Primer Regimiento de la Brigada "Maclovio Herrera", al mando de su segundo en Jefe Tte. Coronel Ismael Galán; el del centro le fue encomendado al Coronel Fidel Garza, Jefe del segundo Regimiento; los partidos de Guadalcázar y Cerritos al Tte. Coronel Melchor Dávila, Jefe accidental del tercer regimiento; los de Matehuala, Catorce, Salinas y Venado al Coronel Rogelio Cepeda, Jefe del cuarto Regimiento; el partido de Ciudad del Maíz al Coronel Félix González, Jefe del quinto regimiento, y por último encomendé el partido de Ríoverde al Coronel Jesús Soto, Jefe del Décimo Regimiento.

La campaña se ha hecho en el Estado, comprendiendo dos puntos que trato con los mayores detalles: el primero, las operaciones que mis fuerzas llevaron a cabo en la región que se les encomendó; y el segundo, la reconcentración que de ellas hice a la estación de Cárdenas con motivo de la invasión al Estado por las chusmas Argumedistas.

Primer punto. El Primer Regimiento al estar en su destino o sea en Santa María del Río, emprendió inmediatamente tenaz persecución al enemigo, habiendo librado varios combates siendo el de más importancia, el que tuvo lugar en las inmediaciones de Tierra Nueva, punto perteneciente a Santa María del Río; el destacamento de Tierra Nueva tuvo conocimiento de que el General carrerista Trillo Meza intentaba atacar la población y salió a batirlo, habiéndole encontrado a tres kilómetros, donde lo batió hasta hacerlo internarse en las serranías de aquella región, no habiéndolo perseguido hasta aniquilarlo por haber solicitado rendirse el mencionado Trillo Meza; como la gente de éste era la que asolaba el Partido de Santa María del Río, interrumpiendo las comunicaciones, saqueando pueblos y haciendas, y sin dejar trabajar a los pacíficos, al rendirse quedó restablecida y asegurada la tranquilidad en todo aquel partido.

En este partido de Santa María como en todos los demás del Estado se estableció desde un principio el servicio de escoltas volantes que recorren el mayor radio, dando esto lugar a que las partidas dispersas del enemigo se retiraran. Además esta Comandancia decretó la pena capital para todo aquel individuo que se le cogiera en infraganti delito, a fin de exterminar todos los elementos nocivos que merodeaban por diversas regiones del Estado. Una vez restablecido el orden en todo el partido de Santa María del Río ordené al Tte. Coronel Ismael Galán pasara a la estación de Cárdenas en donde prestó importante ayuda a todas las acciones que en este lugar se libraron, quien a su paso tuvo algunos encuentros de significación sosteniendo por último el empeñado en la estación de "Tablas".

La labor del segundo, tercero, cuarto y décimo regimientos, se concretó a perseguir las gavillas de bandidos que merodeaban en los partidos que se les encomendaron o sean los del Centro, Guadalcázar, Cerritos, Ríoverde, Matehuala, Catorce, Salinas y Venado, logrando en todos ellos exterminarlas y con esto conseguir la tranquilidad, dando amplias garantías a sus habitantes y apoyando de una manera decisiva las disposiciones del Gobierno y Comandancia Militar. A casi todos los Jefes de mis fuerzas y como consecuencia de las derrotas infligidas al enemigo, se les rindieron buen número de éstos, contando entre otras la rendición del ex-General Piñeiro con cuatrocientos cincuenta y ocho hombres al Coronel Garza. Estos Regimientos lo mismo que los demás y no obstante la campaña, han logrado organizarse y aumentar su efectivo.

El quinto regimiento cuyo Jefe es el Coronel Félix González, ha hecho la campaña más brillante a pesar del pequeño número de hombres que lo forman. Se le encomendó como dejo dicho ya, el partido de Ciudad del Maíz, el cual lo tenía completamente controlado el enemigo.

En los primeros días de octubre salió de esta Capital el Coronel González para la región a que le destinaba y desde su llegada a la Estación "Las Tablas" comenzó a batir al enemigo por el camino que conduce de aquella estación a Ciudad del Maíz sosteniendo combate en "Puerto Negro" derrotándolo y capturándole prisioneros, caballos y pertrechos, tomando Ciudad del Maíz después de este combate, habiéndose visto obligado a evacuar esta plaza después de dos días de haberla tomado por la aproximación de fuerzas enemigas en número de dos mil hombres; previendo a la vez esta Comandancia Militar la aproximación de Árgumedo, ordené al Coronel González se replegara a Cárdenas y al salir, volvió a combatir en "Puerto Negro" habiendo tenido en esta otra ocasión la fortuna de un nuevo triunfo, pues después de derrotar al enemigo le hizo veinte prisioneros, doce bajas y le recogió bastante caballada.

El segundo punto, a que he hecho mención, comprende la batalla de Cárdenas bajo la dirección del mismo Coronel González, pues en vista de que las fuerzas de Argumedo compuestas de unos 6 a 7 mil hombres invadían la región de Alaquines Cárdenas y Cerritos, tuve la necesidad de ordenar la violenta incorporación de todas mis fuerzas a la Estación de "Cárdenas" y de darle amplias facultades al Coronel González para que batiera al enemigo y obrara de la manera más conveniente. El enemigo no tardó en aparecer y el Coronel González organizando una pequeña columna compuesta de doscientos cincuenta hombres de las dos armas formada con partes del primero, tercero, décimo y quinto regimientos salió a batirlo en los cerros de "Alaquines". Los Argumedistas, al sentir la aproximación de la gente del Coronel González, intentaron sorprenderlo avanzando en línea tiradora por distintos rumbos, siendo al fin derrotados y obligados a replegarse.

En todas estas acciones y en otras de no menos importancia tomaron parte activa el Coronel Ismael Galán, Mayor Alfonso Flores y otros Jefes de las fuerzas de mi mando.

A consecuencia de las sucesivas derrotas que se le infligieron al enemigo y viéndose imposibilitado éste a hacer frente a nuestras fuerzas, se vio en la necesidad de ofrecer su rendición a esta Comandancia Militar la cual le fue consultada a la Primera Jefatura de su digno cargo y de acuerdo con esa superior resolución fue aceptada incondicionalmente por parte de los Convencionistas.

La mayor parte de los amnistiados pertenecieron a la columna del General Andrés Pérez quien con catorce Generales más que traía a sus órdenes, treinta y siete Coroneles, veintiocho Tenientes Coroneles, 52 Mayores y mil cuatrocientos sesenta y nueve individuos entre oficiales y tropa haciendo un total de mil seiscientos treinta y dos, aparte de los grupos que en distintas fechas y que en distintos lugares y Jefes, se han rendido haciendo éstos un total aproximado de mil hombres o sean dos mil seiscientos treinta y dos.

A toda esta gente amnistiada le hice un reparto en metálico de conformidad con el Decreto expedido por el General Obregón en 11 de junio del corriente año, y que monta a la suma de ciento treinta mil novecientos cuarenta y seis pesos, siendo de esta cantidad ochenta y tres mil seiscientos veintiocho pesos setenta centavos de la existencia que el General Obregón tenía en depósito en la Recaudación de Rentas de esta Capital y el resto de la Jefatura de Hacienda cargado éste a la Comandancia Militar. Se le recogieron al enemigo o mejor dicho, éste entregó al ser amnistiado, quinientos noventa y siete caballos, setenta y siete mulas, seiscientas treinta y siete monturas, seiscientas cuarenta y dos carabinas, un cañón Krupp setenta milímetros, cuarenta mil cartuchos de diferentes calibres, varios aparatos telegráficos y algunas cajas de bombas, todo lo cual fue repartido entre mis fuerzas por estar éstas escasas de estos elementos.

Por lo expuesto se verá que no obstante la activa campaña que mis fuerzas han empeñado en el Estado, éstas han aumentado considerablemente en su efectivo por cuya razón las he organizado en columna que se compone de cuatro Brigadas. Adjunto al presente el Estado de fuerza que manifiesta su organización así como el informe del último balance de comprobación practicado en la Pagaduría General de esta Comandancia Militar a fin de que tome nota esa superioridad, del orden y contabilidad de la misma.

Para terminar este informe, sólo me falta suplicar a Ud., se sirva fijar su atención en él y ver que la buena voluntad que siempre me ha animado para trabajar por nuestra causa y hacer conservar el orden en este Estado que se sirvió Ud. poner a mi cuidado; y ver además que he hecho todo lo que está a mi alcance para colocarlo en el lugar que se merece.

Reitero a Ud. las seguridades de mi más distinguida subordinación y respeto.

CONSTITUCIÓN Y REFORMAS

San Luis Potosí, diciembre 26 de 1915.

El Gobernador y C. Militar del Edo.

General Vicente Dávila

Fuente: Documentos Históricos de la Revolución Mexicana XVI. Fundador: Isidro Fabela. Revolución y Régimen Constitucionalista Volumen 4° del Tomo I. Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de Josefina E. de Fabela. Coordinador: Roberto Ramos V. Investigadores: Luis G. Ceballos, Miguel Saldaña, Baldomero Segura Garcia, Humberto Tejera. Editorial Jus, S. A. México, 1969. pp.285-297.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia