chihuahuense.jpg

CARTA DEL SEÑOR R.C. HERNÁNDEZ, VECINO DE CIUDAD CAMARGO, CHIH., DIRIGIDA AL SEÑOR JOSÉ CHÁVEZ

 

Carta del señor R.C. Hernández, vecino de Ciudad Camargo, Chih., dirigida al señor José Chávez, manifestándole que en virtud de haber sido nombrado jefe de la defensa social, con autorización del Gral. Eugenio Martínez, tiene amplias facultades para conceder amnistía, por lo que le hace un llamado para no secundar a Francisco Villa "que no los ha llevado más que a la ruina y el desprestigio". [F9-103-13. A.I.F.]

Un membrete al margen izquierdo que dice: Correspondencia Particular del General Francisco Villa.

R. C. Hernández, comerciante y comisionista, ventas por mayor y menor, compra de cereales, esquina Guerrero y Comonfort, C. Camargo, Chih.

C. Camargo, junio 21 de 1918.

Sr. José Chávez.

Muy señor mío:

Por la presente tengo el gusto de manifestarte que habiéndome hecho cargo de la defensa social como jefe, con autorización del Jefe de Operaciones de Chihuahua, General Eugenio Martínez, y habiéndome dado amplias facultades para amnistiar a quien me convenga, y creyendo que ya es tiempo suficiente para que ustedes hayan reflexionado la carrera que llevan y comprendido quien es Francisco Villa, que no los ha llevado más que a la ruina y el desprestigio, lo cual siempre he lamentado pues usted sabe que mal o bien como ustedes lo entiendan yo los hice soldados para que Villa los llevara a la tumba a muchos y otros al desprestigio y el asombro de la sociedad, pero si ustedes están en disposición de regenerarse y regresan al trabajo yo estoy en la mejor disposición de arreglarles en bien de ustedes y de mi patria, al cabo conformarse uno con ser pobre es lo mismo que ser rico, hay que tener en cuenta que un hombre en las montañas y desiertos puede morirse de hambre sobre un montón de oro, vale más el centavo del pobre que el peso mal adquirido, y como digo a ustedes yo trabajé y hoy veo destruidos todos los hombres que fueron mis soldados por el capricho de un hombre burdo como lo es Villa y si alguno que otro queda remontado en las montañas quiero con todo el corazón probarles una vez más quién soy y cuáles son mis deseos, que vuelvan al terreno de la ley y que vivan unidos con sus familias para ejemplo de la sociedad y bien del país; por ahora no tengo más que ofrecerles más que mi influencia, y si ustedes la quieren utilizar mucho gusto tendré, y espero su contestación lo más pronto posible para evitar la salida de tropas para ese rumbo y evitarme yo mismo el trabajo; demasiado me conocen y espero tendrán fe en el que en un tiempo fue su mal jefe y compañero.

Sin otro particular R. C. Hernández. Rubrica.

Al margen: ya saben lo mal que escribo, pero no quise la hiciera nadie para que fuera con letra de mi puño.

Fuente: Documentos Históricos de la Revolución Mexicana XVIII. Fundador: Isidro Fabela. Revolución y Régimen Constitucionalista Volumen 6° del Tomo I. Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de Josefina E. de Fabela. Coordinador: Roberto Ramos V. Investigadores: Luis G. Ceballos, Miguel Saldaña, Baldomero Segura Garcia, Humberto Tejera. Editorial Jus, S. A. México, 1970. pp.43-44.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia