historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
EL ASESINATO DE DAVID G. BERLANGA

 

«Estudió en la Escuela Normal para profesores de su estado natal y en la Escuela Normal del Distrito Federal. Justo Sierra lo seleccionó entre varios candidatos para enviarlo pensionado a Europa para estudiar psicología aplicada a la educación. Atendió varios cursos en la Universidad de Berlín, la Universidad de Leipzig y la Universidad de Estrasburgo.

 Al terminar la lucha armada, ostentaba el grado de teniente coronel. Reanudó su labor educativa, fue nombrado secretario de Gobierno de Aguascalientes, redactó una ley de estudios llamada Reforma Escolar. Poco más tarde fue delegado a la Convención de Aguascalientes, en representación de Alberto D. Fuentes Dávila, gobernador del mismo estado. Votó por el retiro de Venustiano Carranza, pero al desconocer a Francisco Villa, Rodolfo Fierro lo fusiló en la Ciudad de México por orden de Villa».

El Asesinato

«Efectivamente, en la madrugada del día 8 de diciembre fue asesinado por Rodolfo Fierro, en el cementerio de Dolores, el profesor David G. Berlanga, maestro pundonoroso, honorable y competente. Acababa de ser nombrado Secretario de la Comisión Permanente de la Convención. Su hermana, también profesora, Ana María Berlanga, ocurrió a mis oficinas para hacerme saber que su hermano había desaparecido. Destaqué agentes. Acompañé a la profesora Berlanga a la Delegación de Tacubaya, en donde habían recogido un cadáver abandonado en la calzada que conduce a San Pedro de los Pinos. No era el del profesor desaparecido en forma misteriosa. Muy pronto se averiguó la verdad.

 Berlanga, que cenaba en el restaurante Sylvain, pudo darse cuenta de que un grupo de oficiales villistas que habían bebido mucho, al retirarse pagaron con un vale el importe de la cena y de las bebidas. Berlanga los increpó vigorosamente por su conducta, recogió el vale y pagó la cuenta. Poco después volvió Rodolfo Fierro con una escolta y condujo a Berlanga al Cuartel de San Cosrne y de ahí fue llevado al cementerio de Dolores, en donde fue asesinado.»

Villa reconoce el crimen.

«[Eulalio Gutiérrez] Estoy cansado de tanto asesinato y de tanto plagio, pero principalmente, porque mandó usted asesinar a David Berlanga y porque ha llegado su atrevimiento hasta el grado de amenazar a uno de mis Ministros ...

 Mire usted -explicó Villa-, yo mandé matar a Berlanga porque era un falderillo que me andaba ladrando. Me cansé de tanta hablada y le di una patada.»

Fuente: Vito Alessio Robles, "La Convención Revolucionaria de Aguascalientes", cap 57, 59. Biografía de David G Berlanga.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia