historia.jpg

MARIANO JIMÉNEZ

 

JOSÉ MARIANO JIMÉNEZ, INSURGENTE MEXICANO  (1781-1811)

Nacido en San Luis Potosí el 18 de agosto de 1781, Mariano Jiménez estudió para ingeniero en minas en el Colegio de Minería de México, se graduó en 1804 y se estableció en la ciudad de Guanajuato, donde estuvo al tanto de los brotes del movimiento insurgente. Jiménez tomó las armas a los pocos días de iniciada la lucha.

Fue el 28 de septiembre de 1810 cuando se presentó ante el caudillo Miguel Hidalgo y Costilla para ofrecer sus servicios en favor de la causa. Sus méritos, su disciplina y su lealtad le valieron un rápido ascenso.

A principios de octubre ostentaba el grado de coronel y para finales de ese mismo mes había ganado ya el de teniente coronel. La victoria de las fuerzas insurgentes en el Monte de las Cruces mucho se debieron a la dedicación y los conocimientos del ingeniero en minas que estableció estratégicamente la línea de artillería.

Por órdenes de Hidalgo, Mariano Jiménez viajó a la ciudad de México en misión pacífica, para solicitar al Virrey la entrega de la capital al movimiento independentista, pero lo único tuvo en respuesta fue la amenaza de repelerlo violentamente si no se retiraba.

Su participación fue sumamente activa. Llegó de la ciudad de México a Guanajuato y poco días después le tocó estar al frente en la defensa de la plaza; de ahí partió a Guadalajara y más tarde a San Luis Potosí.

Cuando iba camino de Saltillo, se topó con los ejércitos realistas que tenían órdenes de acabar con la insurgencia, sin embargo, para su buena suerte muchos de los hombres de la parte enemiga se encontraban ya inconformes con el gobierno español y desertaron para unirse a la causa de la Independencia.

Fue en esa misma ciudad del norte del país, donde Mariano Jiménez se reunió con los demás hombres del movimiento y con ellos se dirigió rumbo a Estados Unidos, según el plan trazado. La llegada a Acatita de Baján, Coahuila, fue trágica para ellos, pues fueron sorprendidos y trasladados a Chihuahua.

Mariano Jiménez fue fusilado el 26 de junio de 1811, junto con Juan Aldama e Ignacio Allende en la ciudad de Chihuahua. Su cabeza también fue expuesta en la Alhóndiga de Granaditas hasta la consumación de la Independencia.

Hoy sus restos reposan en la Columna de la Independencia en la Ciudad de México.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia