historia.jpg

LOS NIÑOS HÉROES DE CHAPULTEPEC

 

CASTILLO DE CHAPULTEPEC, 13 DE SEPTIEMBRE DE 1847

Los Niños Héroes es el nombre con que se les denomina a los principales defensores del Colegio Militar de México durante la invasión norteamericana el día 13 de septiembre de 1847.   

Juan de la Barrera

Nació en la Ciudad de México en 1828, hijo del general Ignacio María de la Barrera y de Juana Inzárruaga.

Fue miembro el Ejército desde los 12 años, privilegio que se concedía únicamente a los hijos de militares.

Por su intachable conducta durante la asonada conocida como Plan de Regeneración Política, se le dio el grado de subteniente de la 4a. Compañía de la Brigada de Artillería (1841).

Sin embargo, solicitó ingresar al Colegio el 16 noviembre de 1843, "para ser oficial verdaderamente científico", petición que se le aceptó dos días después.

Ayudó a la construcción de algunas fortificaciones alrederdor del cerro durante1847, formado en el Batallón de Zapadores con el grado de teniente.

Murió defendiendo una de las baterías instaladas a la entrada del Bosque de Chapultepec, donde se unen las calzadas Chapultepec y Tacubaya.

Juan Escutia

Nació en Tepci, antiguo Cantón de Jalisco, hoy Nayarit, entre 1828 y 1832. Se ignora quiénes fueron sus padres.

Ingresó al Colegio como cadete el 8 de septiembre de 1847.

En el traslado del archivo del plantel, hecho antes del asedio y toma del Castillo, o la destrucción de éste, desapareció su expediente, o al menos se extravió.

Parece ser que fue subteniente de artillería.

Su cadáver se encontró en la falda del cerro que mira al este, junto al de Francisco Márquez.

Francisco Márquez

Nació en Guadalajara, Jalisco, en 1834. Huerfano de padre, fue hijo de Micaela Paniagua e hijastro del capitán de caballería Francisco Ortiz.

Solicitó ingresar al Colegio el 14 de enero de 1847.

Perteneció a la Compañía de Cadetes.

Una nota puesta en su expediente dice: "En la falda del cerro que mira al este se encontró su cadáver cerca de don Juan Escutia, ambos acribillados a balazos".

Era el más joven de todos.

Agustín Melgar

Nació en Chihuahua, entre 1828 y 1832.

Hijo del teniente coronel Esteban Melgar y de María de la Luz Sevilla, quedó huérfano de ambos muy niño.

Solicitó su ingreso al Colegio el 4 de noviembre de 1846 y fue aceptado confianza de su hermana Merced, a cuyo cuidado había estado.

El 4 de mayo de 1847 fue dado de baja por haber faltado a una revista de comisario.

Presentó reiteradamente nuevas solicitudes y fue reincorporado en calidad de cadete "agregado", el 8 de septiembre del mismo año.

En una nota puesta en su expediente se asienta: "Habiendo quedado solo, intentó detener al enemigo que bajaba de la escalera del lado norte del Mirador.

Mató de un balazo a uno de los asaltantes en dicha escalera.

Siendo perseguido se parapetó detrás de unos de los colchones en el interiorde una de las plazas desde donde continuo haciedo fuego hasta que no pudo más, por las heridas recibidas.

Fue recogido, y se le acostó sobre una mesa en la pieza, en la primera que se encuentra subiendo por la escalera, que tiene el cuadro 2 de abril a mano izquierda.

Quedó así abandonado y en la mañana del día 15 se le encontró muerto y caido en el suelo."

Cuando Melgar reingresó al Colegio, lo hizo en Compañia de Juan Escutia, Hilario Pérez de León y José Arias Caballero, quienes también quedaron como "alumnos agregados". Todos cumplieron con su deber, "pues dos murieron, uno perdió un brazo y el último quedó ileso".

Fernando Montes de Oca

Nació en Azcapotzalco, D.F., entre 1828 y 1832.

Sus padres fueron José Montes de Oca y Josefa Rodríguez.

Huérfano de padre, pidió entrar al Colegio el 24 de enero de 1847, " deseando servir en la gloriosa carrera de las armas...

Viendo al mismo tiempo lo invadida que está nuestra República y queriendo serle útil en la actual guerra con los Estados Unidos del Norte". Ingresó a la Compañía de Cadetes.

Fue uno de los alumnos que se quedaron voluntariamente en el Colegio contrariando la recomendación del general Monterde en el sentido de que se retiraran a sus casas.

Una nota puesta en su expediente dice: "Fernando Montes de Oca. Muerto por la Patria en 13 de septiembre de 1847.

Al saltar por la ventana que daba al Rancho de Anzures para incorporarseal resto de los alumnos que defendían la entrada del Bosque desde el Jardín Botánico fue cazado por los americanos que ya se habían adueñado de la azotea del Castillo.

Su cadáver quedó tirado por tres días.

De este alumno se dijo que se había envuelto en la bandera y se había suicidado, arrojándose desde la azotea para no verla en poder del enemigo".

Es a el, pues,a quien debe acreditarse ese acto heroico, y no a Juan Escutia, a quien una versión oral atribuye haber recogido la bandera del plantel o la de la Guardia Nacional, que estaba abandonada, y de haberse lanzado al vacío cubierto con ella.

Vicente Suárez Ferrer

Nació en la Ciudad de Puebla en 1833.

Hijo del primer ayudante de caballería, comandante de escuadrón Miguel Suárez y de María de la Luz Ortega, presentó su solicitud de ingreso al Colegio como cadete el 21 de octubre de 1845.

Una nota puesta en su expediente dice: "Muerto por defender a su patria en su puesto de centinela, el 13 de septiembre de 1847. Marcó el alto a los asaltantes, que continuaron avanzando.

Mató de un balazo a uno de ellos e hirió de un bayonetazo en el estomago a otro, y fue muerto en su puesto luchando con arma blanca.

Fue muerto por su bravura, pues su juventud hizo a los asaltantes vacilar en su ataque, hasta ser atacados por el". 

Juan Escutia al ver la inevitable derrota tomó la bandera nacional y desde una de las torres del castillo se lanzó al vacío, hacia una muerte segura, para evitar que el lábaro patrio cayera en manos del enemigo.

Al final de la guerra México fue derrotado y perdió la mitad de su entonces territorio, superficie similar a su tamaño actual (2 millones de kilómetros cuadrados, que incluían a los actuales estados de California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado y Utah.

En 1906 se construyó un monumento en homenaje a los niños héroes en las faldas del Castillo de Chapultepec, tomando a 6 de ellos como sus máximos exponentes, aunque en realidad fueron más.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia