historia.jpg

CARTA DE MARGARITA MAZA DE JUÁREZ A SU ESPOSO EL PRESIDENTE DE MÉXICO BENITO JUÁREZ

EL VALOR DE MARGARITA LO TESTIMONIA UNA CARTA FECHADA EN NUEVA YORK, EL 15 DE JUNIO DE 1866:

"Sr. Benito Juárez.

"Mi estimado Juárez:

"Recibí tus dos cartitas, julio 12 y 18 del mes pasado y he visto que sigues sin novedad, de lo que me alegro mucho. Nosotros todos estamos buenos y sólo deseando, cada día más, estar contigo, pero según parece eso no será tan pronto como yo lo deseo. Si no fuera porque no tengo valor para separarme de mis hijos yo me hubiera ido con el señor Bravo, pero lo pensé y procuré quitarme ese mal pensamiento porque Santa se hubiera opuesto y tal vez todos se me hubieran venido encima. Yo creo que si tú te vas pronto para Monterrey sí nos será más fácil ir; yo por mi gusto dejaría a mis hijos los chicos en un colegio y a las muchachas grandes con Nelita y no me daría miedo el camino, me iría con mucho gusto si tú me lo dijeras, piénsalo y me avisas que yo no le he tenido miedo a la diligencia ni al desierto después de haber andado por el camino de Cuajimulco ya no creo que me azorara nada; piénsalo y me avisas, que estamos en buen tiempo para caminar.

Margarita Maza de Juárez

"Dios quiera y los franceses vayan desocupando todos esos puntos hasta Monterrey pues yo no creo que vuelvan a Chihuahua.

"Recibe mil abrazos de nuestros hijos y el corazón de tu esposa que desea verte. Margarita."

 

Ante el acoso de los franceses, Margarita Maza acompañó a su marido hasta Monterrey, de donde partió a Washington, donde permaneció hasta 1867, cuando triunfó la república.

En Estados Unidos, Margarita fue objeto de atenciones y respeto; el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, puso a su disposición el barco Wildernes. Las crónicas refieren: "Al desembarcar en Veracruz, un coche la esperaba para conducirla a su alojamiento, pero el pueblo desenganchó los caballos y tiró del carruaje, llevándola en eufórica marcha triunfal".

Concluida la lucha, la familia Juárez vivió en la casa marcada con el número 1 de la calle de Moneda, ocupando el ala norte de Palacio Nacional, que era en extremo austera, como Margarita, quien por toda joya lució siempre un anillo del que colgaba una pequeña medalla con la efigie de Juárez, y un prendedor que al reverso ostentaba la fotografía de su amado esposo.

Sin embargo la felicidad duró poco, pues los problemas del gobierno no terminaban. Margarita cayó gravemente enferma de cáncer y dejó de existir el 2 de enero de 1871. Tenía 45 años. Fue sepultada en el panteón de San Fernando, en la ciudad de México, adonde acudieron -según refieren los diarios de la época- "más de 2 mil personas a pie y más de 200 carros".

En 1966 el Senado de la República aprobó la inscripción del nombre de Margarita Maza de Juárez en letras oro en la Cámara de Diputados.

Fuente: Amalia Rivera

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia