historia.jpg

IMPRESIÓN DE LA PRIMERA ESTAMPILLA E INICIO DE LA FILATELIA EN MÉXICO

En México, la filatelia comenzó con la emisión de la primera estampilla en nuestro país durante el gobierno del Presidente Ignacio Comonfort, quien decretó el 21 de febrero de 1856 la impresión de las primeras estampillas postales, mostrando la efigie de don Miguel Hidalgo y Costilla, que se pusieron en circulación el primero de agosto de ese mismo año.

El diseño y grabado en cobre, realizado sobre papel blanco unido de diversos gruesos, son obra de don José Villegas, hábil y célebre dibujante, jefe de la Oficina del Sello de Estampas e Impresos del Gobierno.

La estampilla original fue impresa en hojas de sesenta ejemplares, cada una en diez hileras de a seis, para recortar a mano con tijera. El busto de Hidalgo se enmarca en un óvalo orlado; en la parte superior tiene la leyenda "Correos Méjico", y al calce su valor facial: medio, uno, dos, cuatro y ocho reales. En su impresión se utilizaron tintas azul, naranja, verde, rojo y lila, respectivamente, para diferenciar el precio.

En 1860 comenzaron a aparecer catálogos con descripciones de todos los valores de correos disponibles, álbumes destinados a conservarlos de forma ordenada y revistas especializadas en filatelia.

Surgieron las primeras dificultades para conseguir algunos ejemplares, por lo que significó grandes diferencias de precio entre las distintos estampillas, ya que no sólo es la antigüedad lo que determina el precio de un sello, sino también su belleza, la importancia histórica, geográfica, política o artística, así como la cantidad de ejemplares existentes del mismo.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia